• Victoria’s Secret cierra la flagship store que operaba en Hong Kong, dejando solo las ventas online en la región.

  • Además de conflictos sociales, las cifras juegan un papel determinante en el cierre de su tienda físicas. 

  • La compañía reportó ingresos por 1,650 millones de dólares en el primer trimestre del año.

Previamente reportamos la tendencia marcada de las compañías por cerrar grandes tiendas físicas, para dar prioridad a las ventas en digital o a tiendas pequeñas. Microsoft es la muestra de que en el mundo hay una nueva forma de operar y ahora también inicia en la transición Victoria’s Secret, aunque en su caso se suman otros motivos.

Mientras Microsoft deja de lado las tiendas físicas a nivel global por completo, cerrando permanentemente para dar paso a las ventas online, el caso de Victoria’s Secret apunta por el momento a la flagship store que operaba en Hong Kong. Su tienda más representativa en esa región dejará de operar de forma física.

La firma informó que lo hace específicamente porque el mercado se vuelto complejo entre conflictos sociales.

“Dirigir un negocio minorista en Hong Kong se ha vuelto cada vez más desafiante, especialmente durante el año pasado por las revueltas sociales”, señaló y por esto dar paso a las ventas 100 por ciento online.

Este no es el primer foco que se enciende en cuanto cierres por parte de la marca, la firma y su empresa matriz L Brands demandaron al propietario de su tienda insignia en Herald Square de Nueva York, porque es “imposible” continuar pagando casi 1 millón de dólares de renta al mes, de acuerdo con una investigación de Bloomberg.

Aunado a esto, las manifestaciones en Nueva York y como indica la marca también en Hong Kong, no animan para nada a los consumidores a acudir a las tiendas.

Te recomendamos:

Este es el verdadero motivo por el que las compañías están migrando a digital en medio de la pandemia. Aunado a que el contacto físico no es recomendado y que los consumidores tratan de evitarlo al máximo y más cuando alrededor hay conflictos. Las rentas también juegan un papel en contra de tener enormes tiendas abiertas sin clientes y sin ventas.

Victoria’s Secret reportó ingresos por 1,650 millones de dólares en el primer trimestre del año, con una baja de 37 por ciento, lo que revela que priorizarán el recorte de costos y esto podría ser motivo de más cierres de enormes tiendas que tiene en el mundo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL