Corea del Sur.- Como parte de su campaña de donación, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) realizó una inteligente estrategia de guerrilla colocando unas muñecas muy particulares junto a las Barbies de tiendas departamentales.

Más campañas de Marketing Social:
Campaña premiada: Un teclado hecho de figuras humanas
e-Books gratis en el transporte público

La agencia ABJ Genius desarrolló una estrategia creativa para concientizar a los ciudadanos sobre la gran labor que se realiza en Unicef gracias a los donativos de las personas.

El target fueron padres de familia que fueron impactados en la sección de juguetes de tiendas departamentales, cuando notaron que junto a los empaques de muñecas habí­a cajas de Unicef, con sus caracterí­sticos colores blanco y azul.

En las cajas aparecí­a la fotografí­a de una niña de escasos recursos y a su alrededor ropa, medicinas y otros artí­culos necesarios para su bienestar hechos a escala, haciendo una analogí­a con la ropa, zapatos y accesorios que incluyen las cajas de muñecas. La campaña utilizó el claimSalva a la real, no a la artificial. En vez de gastar dinero en Barbies, las personas pueden donar a un niño real“.

Al reverso del empaque se podí­a leer el nombre del niño o niña, su edad y nacionalidad. También se colocó un código QR que enví­a a las personas al sitio de donativos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL