La identidad de una marca resulta en elevar el valor de sus elementos tangibles e intangibles, ante la perspectiva de un consumidor que busca que las compañías muestren realmente su postura ante los temas de actualidad, que tengan una opinión y una personalidad que no tema demostrar sus verdaderos valores y que sea coherente con ellos.

Una de las marcas más aventuradas en este sentido, incluso antes de que el consumidor así lo exigiera, es Cerveza Indio.

Desde el nombre se percibe una identidad orgullosa de pertenecer a una nación con una cultura rica, que represente a México en todos los sentidos. La marca ha destacado porque su imagen resulta en enaltecer al país en su logotipo, nombre y producto.

Durante años, el propio consumidor mexicano la ha identificado así, de hecho, en sus inicios, en 1893, su nombre no era el mismo que conocemos hoy en día. Es una marca 100 por ciento mexicana, nacida con el nombre de Cerveza Cuauhtémoc, nombrada así por el último emperador azteca.

La historia detrás del nombre

Entonces y ahora, tiene una gran interacción con el consumidor, sobre todo por la co creación con la que ha trabajado con su consumidor a lo largo de los años. Tanto en diferentes convocatorias como en sus creativas etiquetas temáticas. Es una de las pocas marcas que no teme experimentar, siempre auténtica y expresa su punto de vista y principios por medio de la creatividad.

Incluso en la música se ha mantenido como patrocinador de los festivales más populares en la nación, pionera en ese sentido.

Sobre el producto en sí, está hecha a base de malta caramelizada, conformando una cerveza oscura estilo lager de sabor suave y cuerpo balanceado. Todas, claves para que se conforme como una de las cervezas más consumidas en el país.

La marca brilla como la cerveza más mexicana y el consumidor así la reconoce, agradeciendo su calidad. #DíaDeLaCervezaHMEX

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL