Shein es un portal web que vende ropa accesible y la hace llegar a cualquier hogar en los en los países en los que tiene presencia. Su fácil proceso de venta es lo que la impulsó en un momento en el que el comercio electrónico en México no era tan cotidiano como lo es hoy en día ante la pandemia.

 

Cada vez más empresas lanzan su servicio de e-commerce sin intermediarios en México. Por ejemplo, Miniso, Bodega Aurrerá, Gap, entre otras. Ante la necesidad del consumidor de comprar lejos del contacto físico, los procesos se han acelerado; sin embargo, esto no es equivalente a una compra efectiva, sin errores o largo tiempo de espera. Algunas tiendas como Liverpool han padecido una infinidad de reclamos por mal servicio en el proceso de venta. Aún faltan muchos detalle por afinar.

Pero esto no suele pasar con Shein, al menos no en cuanto a la entrega, ya que es clara con sus tiempos, con fallas en su calidad, pero con una consumidora que le ha valido marketing Word of mouth efectivo, al punto de que es una de las tiendas más populares en el país.

Shein agrega 500 productos nuevos a su sitio web todos los días.

Llegó a la vida de los consumidores en un momento preciso. Las cifras actuales de e-commerce señalan que solo para 2021, se esperan 2 mil 140 millones de compradores en línea en el mundo. En tanto en México, se recaudarán 10 mil millones de dólares durante 2020, calculando un crecimiento de 12.1 por ciento, de acuerdo con cifras de Statista.

Pero en el mundo tiene una reputación también en parte negativa, con una dudosa producción con mano de obra de bajo costo, con demandas por plagio de diseño y como una marca contaminante. Recientemente enfrentó críticas por vender alfombras islámicas de oración bajo el título de “alfombras decorativas” y ahora a esta mala fama se suma un producto ofensivo: un collar con un dije de esvástica.

El símbolo remite a los nazis, pero la firma defiende que en realidad representa un símbolo budista de paz y fortuna. Finalmente quisieron ahorrarse el mal rato y el producto ya fue eliminado del sitio web, según confirmó un representante de Shein a Insider, pero eso no evitó que la gente se quede con un “mal sabor de boca” por el tema y que su reputación nuevamente sume un mal aspecto.

El representante dijo que “el collar es una esvástica budista que ha simbolizado la espiritualidad y la buena fortuna durante más de mil años”, y agregó que “porque entendemos que los dos símbolos pueden confundirse y uno es muy ofensivo, hemos eliminado el producto de nuestro sitio“.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL