• De acuerdo con datos de eMarketer, antes del surgimiento del COVID19 se esperaba que en retail generara 26.07 billones de dólares en ventas para 2020.

  • La demanda de artículos de salud e higiene se disparó un 50 por ciento en los últimos 7 días, según la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias.

  • La noche del 18 de marzo autoridades federales dieron a conocer que los casos en México ya suman 118.

Fue a finales de enero y principios de febrero cuando el coronavirus COVID19 comenzó a levantar señales de alarma entre la población mundial. Cuando la cantidad de contagios creció de manera exponencial, dentro y fuera de China, aquella epidemia se transformó en una pandemia, según declaraciones de la OMS, organismo que explicó que de momento existen 200,000 casos en más de 160 países de todo el mundo. ¿Cómo combatir este patógeno? Los expertos tienen algunas respuestas sencillas ante una situación tan compleja: por medio de jabón, agua y gel antibacterial. Esta sencilla recomendación ha tenido un impacto gigantesco en el retail.

Sin duda, movidos por los temores de la insuficiencia de productos y por los temores de caer infectado por el coronavirus, en países como Italia, España y Francia las compras de pánico se convirtieron en un factor común previo a una cuarentena obligatoria (a pesar de que los supermercados son de los pocos giros, junto con el de los alimentos preparados) para fomentar las compras de pánico. Para el retail, esto provocó una imagen casi apocalíptica: quiebres de stock, anaqueles casi vacíos, personas casi al borde de la histeria para conseguir gel antibacterial o papel higiénico.

De los 200,000 casos en el mundo, 118 han sido confirmados por el gobierno federal en México, el cual ha sido señalado internacionalmente por la lentitud las medidas de acción y preventivas para impedir el avance de COVID19 en el país, donde se han comenzado a ver síntomas de la enfermedad en el retail por medio de las compras de pánico.

Los primeros síntomas del COVID19 en el retail mexicano se presentaron a finales de febrero, cuando se dieron a conocer los primeros casos confirmados en México. Lyson, cubrebocas y gel antibacterial se convirtieron en los más buscados por los shoppers. Caso un mes y medio después, luego de que los signos de la enfermedad habían permanecido latentes, el aumento de casos en la última semana han vuelto avivar el fervor de las compras de pánico, tal y como se puede ver en diversas publicaciones de usuarios de redes sociales.

En la sintomatología del COVID19 para el retail mexicano, uno de los primeros signos lo encontramos en las tiendas de especialidad: según una declaración realizada por Juvenal Becerra, presidente de la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm), en la última semana la demanda de productos como el gel antibacterial, alcohol, toallitas y cubrebocas se disparó un 50 por ciento. Ante esta situación, el directivo explicó que es necesario evitar las compras de pánico para que otras personas puedan adquirir productos de higiene de primera necesidad y que en medida de que todo se normalice, se podrán surtir nuevamente estos bienes con normalidad.

Un síntoma secundario del COVID19 en el retail lo encontramos cuando las compras de pánico y los quiebres de stock comienzan a darse en las tiendas de autoservicio. Precisamente hoy, en espacios como Plaza Tepeyac al norte de la Ciudad de México o en Plaza Aragón en Ecatepec, se comienzan a apreciar algunos anaqueles vacío.

¿Cuál será el efecto del coronavirus COVID19 en el sector minorista en México? Si bien se algunas categorías se han disparado, otras, como la de los bienes duraderos, han decaído. Habrá que esperar a finales de este 2020 cuál es el balance que queda en esta industria, la cual, según datos de Statista, generó ingresos que han ido de 3.89 a 5.08 billones de pesos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL