La mercadotecnia cuenta con una amplia variedad de estrategias creadas con la finalidad de conducir y fomentar la decisión de compra del shopper, los cuales pueden ir desde la utilización de material en punto de venta hasta el visual merchadising que se utiliza en la tienda. No obstante, hay elementos que resultan más atractivos para el público meta, como es el caso de la promoción de venta. ¿Qué elementos requiere para ser llamativa y, sobre todo, para ser efectiva? En las siguientes líneas se mencionarán algunos de los puntos más importantes sobre este tema.

La promoción de marca debe ofrecer un diferencial respecto al precio corriente del producto promocionado. Este va a ser el eje fundamental en el cual se mueve este tema. Si el cliente no tiene una oferta con algo distinto a lo que puede conseguir comúnmente y si eso que se le ofrece, no resultar ser positivo, es probable que la promoción simplemente no sea efectiva.

Como ya hemos mencionado, el precio es uno de los componentes más importantes en cuanto a la promoción de venta. Ya sea que se utilicen formatos como “2×1”, “3×2” o alguna otra de sus variantes, es necesario captar la atención del público meta y ofrecer ese rasgo distintivo y atractivo que necesita.

Para que la promoción de venta funcione de modo efectivo es importante que se le dé la adecuada difusión. Si los clientes no la conocen, difícilmente se sentirán atraídos hacia ella y, en consecuencia, la conversación no se concretará.

Es importante que la promoción en cuestión sea colocada en lugares estratégicos, en espacios en los que pueda fomentar la venta de manera más sencilla y rápida. Es decir, la oferta debe encontrarse cerca de la línea de cajas o de la categoría en la que se ubica en producto promocionado.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL