Ya que los canales de comunicación dan lugar a toda clase de promoción, la cultura no podía permanecer ajena. Es por ello que librerías, teatros, museos y demás difusores culturales desarrollan su promoción de la cultura a través de marketing BTL.

Uno de los ejemplos más notorios, es el empeño de Gandhi, Librerías.

Dicha empresa cada temporada implementa técnicas para hacer llamativas sus promociones y generar la compra de libros.

El consumo de la cultura

En su última campaña, la cual corre a cargo de la Agencia Montalvo, Gandhi muestra productos de consumo pero con leyendas de clásicos de la literatura.

Sólo que esta vez no se están tomando del mejor modo dicha propuesta de marketing. Estos son algunos de los comentarios que la campaña está generando en redes sociales.

gandhi_cunsume

También hay otras interacciones que ponen al consumidor de libros en un cliente virtual. Por ejemplo, Cafebrería El Péndulo,

También está el caso de Librerías El Sótano, que constantemente se pone en contacto con sus seguidores en redes sociales para hacerlos partícipes de sus actividades.

 

En los tres casos se está considerando al lector, por no decir al consumidor de cultura, como un cliente más. Es decir, el mensaje se dirige a toda persona que compre artículos en una librería.

Hoy una librería ya no sólo tiene libros a la venta, ahora son muchas las que ofrecen servicio de cafetería, mesas de novedades, área de artículos didácticos o lúdicos, venta de accesorios para los lectores y complementos recreativos. Ahora son espacios en donde se generan más adquisiciones.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL