Black Friday, ventas del día de Acción de gracias y el Cyber Monday son los principales eventos promocionales que vuelven locos a shoppers de todo el mundo. Todos están al pendiente de los retailers para aprovechar la mejor promoción o el más atractivo descuento. Sin embargo, el comportamiento de estas actividades promocionales no es igual. El principal motivo es que cada vez son más los consumidores que apuestan por el e-commerce.

El pasado lunes 2 de diciembre se llevó acabo el Cyber Monday, la versión digital del Black Friday. El evento digital, de acuerdo con información de la agencia de noticias EFE, podría alcanzar los 9,400 millones de dólares, tan sólo en Estados Unidos, muy por encima de los 7,400 millones de dólares que se alcanzaron en la segunda actividad mencionada.

sin embargo, ¿en qué momento el Black Friday, el evento promocional más importante de Estados Unidos, perdió terreno ante el Cyber Monday? La respuesta puede estar en las tendencias de compra de los shoppers. Tan sólo basta echarle un vistazo a las ventas minoristas realizadas a través del e-commerce, las cuales, de acuerdo con datos de Statista, han pasado de los 468,129 millones de dólares en 2017 a los 547,690 millones de dólares para el 2019, mientras que para el periodo que comprende de 2020 al 2023, se espera que este indicador pase de los 604,091 millones a los 740,389 millones de dólares.

¿Qué nos quiere decir esto? Que cada vez más personas se animarán a realizas sus compras a través del e-commerce. Esto implica que los eventos promocionales realizados de modo digital, como es el caso de Cyber Monday (o incluso en Prime Day) tendrán cada vez más relevancia para las personas. De hecho, la Federación Nacional de Comerciantes Minoristasde Estados Unidos prevé que para dicha actividad comercial, se espera que participen 68 millones de shoppers digitales.

El principal ganador del Cyber Monday en Estados Unidos con toda claridad es Amazon, empresa que, según datos de El Sol de Torreón ha captado el 40 por ciento del mercado del comercio electrónico en Estados Unidos.

Sin embargo, este crecimiento en el e-commerce, ¿implica que el retail convencional vaya en picada rumbo a su extinción? Lo cierto es que no. Si bien es cierto que el comercio electrónico gana cada vez más clientes debido a la comodidad e incluso la seguridad que implica realizar transacciones en línea, lo cierto es que el sector minorista estadounidense seguirá creciendo, quizá no a un ritmo tan acelerado como el e-commerce, pero sí de un modo constante.

Prueba clara de lo anterior lo encontramos al revisar las proyecciones de crecimiento en ventas presentadas por Statista para el periodo que comprende del 2019 al 2022, de tal modo que se espera pasar de los 5.53 billones de dólares a los 6.03 billones de dólares.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL