Luego de haberse anunciado el Paquete Económico 2020, en el cual se afirma que habrá un alza en el IEPS para refresqueras y tabacaleras, entre otras industrias, otro aspecto que ha causado controversia es el etiquetado de productos.

En julio de este año la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados señaló que los datos mostrados en las etiquetas de algunos productos no eran del todo claros, situación que resultó en la aprobación de una reforma a la Ley General de Salud, mediante la cual se busca que empresas de alimentos y bebidas muestren un etiquetado frontal mucho más informativo, el cual enfatice el nivel de ciertas sustancias como sodio, azúcar y grasas, a fin de que los consumidores hagan una elección de productos mucho más inteligente, justa y con datos reales.

Puedes consultar: Etiquetado de alimentos no beneficia al consumidor, asegura organización.

Ante este panorama e iniciativa, Francisco Cervantes, dirigente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concamin), señaló que la intención de modificar la información mostrada en las etiquetas derivará en cosas negativas para la agroindustria, pues aseguró que colocar insignias o sellos en determinados colores que denoten un cantidad alta en sodio, por ejemplo, afectará notoriamente las ventas de muchas empresas, ya que el cliente no se sentirá con la confianza de comprarlo ante el temor de que pudiera afectar su salud.

Aunado a ello el titular de la Concamin mencionó que también representa un gasto, pues la reformulación de la información nutrimental en las etiquetas implica un costo mayor para las compañías.

Cervantes comentó que el día de hoy miembros del Consejo Coordinador Empresarial se reunirán con la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Margarita Ríos Farjat, con quien abordarán los temas del alza en impuestos, así como el de cambios en el etiquetado.

A pesar de los argumentos del sector empresarial, algunos académicos discrepan. Tal es el caso del doctor Simón Barquera Cervera, investigador y director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud (Cinys), quien mencionó en enero de 2018 que los datos de las etiquetas vigentes contribuyen a la toma de malas decisiones sobre los productos a comprar, ya que de mostrar los niveles calóricos o de grasa, el cliente podría elegir uno más saludable.

De acuerdo con datos del Departamento de Investigación de InformaBTL, los datos nutrimentales es lo primero que revisa un 26.4 por ciento de los consumidores en México.

Te puede interesar: ¿Por qué el etiquetado de packaging de alimentos en México es ineficiente?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL