• Legisladores de Oaxaca aprobaron una iniciativa que prohíbe la venta de refrescos y comida chatarra a los niños.

  • En México, el 70 por ciento de los mexicanos padece sobrepeso y casi una tercera parte sufre de obesidad.

  • Se prevé que este 2020 cerrarían 50 mil tienditas extra cada mes, dependiendo de la evolución de la pandemia.

En México, el 70 por ciento de los mexicanos tiene sobrepeso y casi una tercera parte sufre de obesidad, además, enfermedad que se asocia principalmente con la diabetes y enfermedades cardiovasculares, trastornos óseos y musculares, y algunos tipos de cáncer.

El país se encuentra en un proceso de transformación en cuanto a la educación de la alimentación, comenzando con el nuevo etiquetado de productos, que advierte a los consumidores sobre su contenido alimenticio alto en sodio, azúcares y grasas.

Esto ha sido el comienzo de una estrategia que va muy tarde, ante un nivel de enfermedades avanzado en la población mexicana, como consecuencia de consumir refrescos y comida chatarra, entre otros productos dañinos para la salud en exceso.

Esto impacta directamente a las empresas, que se han visto forzadas a cambiar sus empaques a un diseño que busca alertar al consumidor, más que invitarlo a comprar y ahora incluso está sujeto a la prohibición a menores de edad, al menos en Oaxaca.

Los legisladores de Oaxaca dieron luz verde a la iniciativa propuesta por la diputada local de Morena, Magaly López Domínguez, sobre una prohibición al consumo de refrescos y comida chatarra en el estado a los menores de edad, quiere que los padres de familia sean quienes decidan si sus hijos los consumen.

Te recomendamos:

Es similar a la prohibición de vender cigarros y alcohol a menores de edad, ya que al final también resultan en una adición a sus componentes. Esto impactaría positivamente a la salud de los menores.

Sin embargo, en medio de la pandemia, afectaría a miles de tienditas cuyas ventas se concentran principalmente en esos productos. De acuerdo con un estudio de la consultoría Bain & Company, durante el primer semestre del año cerraron alrededor de 150 mil tienditas de la esquina.

Se prevé que este 2020 cerrarían 50 mil puntos de venta extra cada mes, dependiendo de la evolución de la pandemia, pero en el caso de Oaxaca, además del veto a la chatarra, pues más del 70 por ciento del inventario de una tienda de barrio promedio se compone alimentos empacados o embotellados.

Habría que adaptarse a la nueva normalidad también en el consumo, ante clientes que cada vez buscan más opciones saludables que productos saturados de azúcares y grasas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL