Si bien, 2018 es un año totalmente atípico para México en distintos aspectos, en el ámbito propiamente económico y financiero también es periodo determinante. El principal motivo es por todos los tratados que se consolidarán, por un lado, y, por otro lado, que se renovarán a lo largo de este año. Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM), Tratado de Asociación Transpacífico (TTP) y un probable Tratado de Libre Comercio con Brasil son algunos de los pactos comerciales que hay que tener en la mira.

TLCAN

Este tratado es una de las pieza clave para el desarrollo de la economía nacional (e incluso regional) y que se ha ido tambaleando por las declaraciones realizadas por Donald Trump, titular del ejecutivo estadounidense. Actualmente, de acuerdo con datos de El Economista, la renegociación de este acuerdo comercial está pasando por uno punto álgido, debido la postura de Estados Unidos sobre la cláusula sunset (la cual permite a uno de los integrantes dejar el pacto, si así lo desea, después de cinco años).

Sin embargo, de acuerdo con El Universal, debido a que Robert Lighthinzer, representante de Estados Unidos en la negociación del tratado, tiene un viaje a China, prevén que la modernización podría terminar entre el 4 y 10 de mayo. Para este periodo se habría concretado este acuerdo.

TLCUEM

Aunque hay medios que consideran que la negociación de este tratado fue apresurada por las elecciones que se llevarán en México, se pudo cerrar este acuerdo comercial. Se espera que por medio de éste se desarrolle la inversión en el sector energético, lo cual podría aliviar el laza en el precio de insumos como el gas LP.

TTP

Este tratado, el cual se lleva a cabo entre 11 distintos países, entre los que está México, Japón, China, Perú y Singapur, entre otros, ha sido avalado por el senado mexicano y que abarca temas importantes como la economía digital y el e-commerce. Se estima que por medio de éste se puede incrementar hasta 1.5 por ciento el producto interno bruto (PIB) mexicano y hasta un 6.7 por ciento las exportaciones.

Tratado de Libre Comercio con Brasil

Hay quienes estiman que, debido la diversificación y ampliación de mercados en la que está trabajando el gobierno mexicano, el Acuerdo de Complementación Económica podría convertirse en un Tratado de Libre Comercio con Brasil. Por medio de este pacto comercial se puede fortalecer y acrecentar la relación económica entre ambas naciones.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL