Con anterioridad hemos definido a la creatividad como la manera de vincular dos cosas que aparentemente no tienen relación entre sí. El término está asociado indiscutiblemente con la posibilidad de generar ideas para un fin específico.

En BTL, uno de los pilares es la creatividad, sobre todo cuando las marcas y agencias no cuentan con un vasto presupuesto para llevar a cabo sus diferentes acciones publicitarias.

En el punto de venta, la creatividad no es menos importante. Al contrario, ésta debe inspirar y motivar a la gente a entrar a la tienda, a permanecer en ella y a disfrutar de su shopper journey.

A continuación te presentamos una serie de fotografías que ilustran cómo una tienda puede lucirse sin la necesidad de gritarle al consumidor: “Hey, veme, aquí estoy”.

Se trata de la tienda Lush en Polanco, una marca que vino de Inglaterra para conquistar el mercado mexicano. El detalle es que Lush no ha invertido en ATL, toda su estrategia de Marketing Promocional está basada en acciones below the line, y en la creatividad vertida en cada uno de sus puntos de venta.

06 lush

03 lush

05 lush

01 lush

04 lush

02 lush

Fotos: Dafne Munguía

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL