En estos últimos días de calor, se me antojó platicar de una categoría de la cual son fans mis hijos, bueno realmente toda la familia, los helados. Aunque esta categoría abarca paletas heladas, congeladas, pasteles helados y sándwich lo más popular para consumir en el hogar son los helados, seguido de paletas y congeladas.

Más artículos de Fabián Ghirardelly:
En búsqueda de otro momento de consumo,
Época de vacaciones, época de promociones

Los botes de a litro son los más comprados, aunque a últimas fechas han cobrado importancia los tamaños mayores de 2 litros. Estos formatos se prestan para consentirnos con tan sólo abrir el congelador.

¿Helado o nieve? 9 de cada 10 hogares prefieren los de leche y un 50% las nieves.
Los sabores más populares de helado en el hogar son: napolitano, vainilla, chocolate, fresa y limón. 7 de cada 10 litros que se consumen son de estos sabores, lo cual es sorprendente si consideramos que hay cerca de 70 variedades.

Aunque la mayor parte de los helados que se compran para la casa son para el consumo familiar, hay algunos sabores que son preferidos por algún integrante del hogar, por ejemplo chocolate y fresa son sabores que prefieren las mujeres mientras que a los hombres gustan de sabores como piña colada. En promedio, compramos en un año 3 sabores distintos a pesar de la variedad, somos bastante fieles a nuestros sabores consentidos.

En el noroeste y valle de México es donde más se consume helado en casa. Pero definitivamente los gustos varían por región. En el noreste destacan las congeladas, las paletas en occidente, centro y valle de México. El helado también sobresale en Noreste.

Los mejores meses para esta categoría son de abril a agosto, justamente los meses de calor, tanto porque más hogares compran y también es cuando adquieren más litros.
Los fines de semana son los días más fuertes para helados, en especial el domingo, más de ¼ parte se compra este día.

Aunque todos consumimos helados, es muy común pensar que los niños son los principales consumidores, incluso varias campañas están enfocadas a este grupo, y en parte tienen razón porque los hogares con niños entre 6 y 12 años son el segundo grupo en cuanto a consumo, pero como de lo que estamos hablando es de cuanto helado consumen, son los hogares con hijos mayores de edad quienes consumen mayor proporción de helado, claro a los grandes también nos gustan los postres refrescantes.

Hay tantas formas de comer helado, como malteada, acompañando un brownie, con jarabe o solos. Normalmente los comemos como postres después de la comida, pero hay muchos momentos para consumirlos y diferentes categorías con que acompañarlos, por ejemplo: las nieves con refresco o helado con fruta o café.

Otra de las cosas es pensar en promociones cruzadas, ya que esto puede ser una buena idea para consumir de una rica manera el helado en más ocasiones y generar sinergias con marcas hermanas o incluso con otras compañías. Como a cada quien se nos ocurren distintas combinaciones también se puede hacer un concurso buscando el nuevo postre consentido de México que tenga helado. Realmente el clima no es tan frío en México, por lo que la temporalidad de helado puede crecer si lo relacionamos más como un rico postre y no solamente como una rica opción para refrescarnos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL