Para las marcas, el diferenciarse de su competencia, ganar relevancia entre su target e incrementar su número de clientes, son objetivos que buscan siempre conseguir, por lo que la creación y distribución de contenidos forma parte de su plan de marketing.

De acuerdo con genwords, el 74.9 por ciento de las empresas en América Latina sí utilizan content marketing, y un 37.6 por ciento de ellas cuenta con una estrategia de contenido.

Tanto la elección del formato, así como el tema, objetivos, medio de difusión, entre otros elementos, son necesarios para que esta acción de mercadotecnia interactiva dé los resultados esperados, e incluso rebase expectativas.

Contenidos al servicio del cliente

El concepto de marketplace se tiene entendido como aquel sitio que permite a vendedores y compradores relacionarse para así llevar a cabo una transacción comercial. Dentro de esta categoría, Amazon y Mercado Libre son dos grandes ejemplos.

Y tal como sucede en estas empresas, el marketplace de contenidos tiene una función similar.

Este se define como aquella plataforma en la red que también facilita dicha relación comercial entre las partes, aunque en este caso lo que se vende y compra es contenido, a cambio de un cierto precio que fija el autor y el sitio web.

Para que este tipo de marketplace funcione, es necesaria la creación de contenidos web en diversos formatos (textos, audio, videos, infografía, imágenes, entre otros). Pero más importante que el propio contenido y producto final, es el proveedor o creador, de ahí que su éxito recaiga principalmente en su comunidad.

Según We Are Content, para que estas plataformas funcionen los proveedores crean una cuenta en un marketplace de contenidos, y de esta forma reciben trabajos de clientes ya registrados. De esta forma ellos definen las condiciones del producto final.

Otra forma de operar estas plataformas es que sean los proveedores o creadores los que se encarguen de fijar el tipo de productos, así como sus precios.

Para ambos casos, la calidad del trabajo y opiniones de los clientes son factores determinantes en su éxito; mientras que bajo esta modalidad, las marcas tienen la ventaja de contratar personal calificado, sin necesidad de incurrir en gastos mayores.

 

Te puede interesar:

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL