La creación y difusión de contenidos, sobre todo en medios digitales, más que ser una tendencia se ha convertido en una necesidad para aquellas marcas que buscan seguir siendo relevantes, sin concebirse como intrusivas.

A través de piezas de contenido creadas bajo diversos formatos (imagen, video, blog, infografía, entre otros), una empresa puede no solo incrementar su alcance y llegar a más audiencias, sino que además tiene la posibilidad de fomentar una mayor preferencia por parte de sus consumidores, además de impulsar la interacción con ellos.

De acuerdo con genwords, en América Latina un 74.9 por ciento de las empresas sí usan el content marketing como parte de su estrategia, en donde un 23.9 por ciento afirma que su contenido resulta ser exitoso.

¿Qué hacer para realizar una efectiva curación de contenidos?

Si bien Internet y las múltiples plataformas y formatos de los que dispone una marca han conseguido que la difusión de contenido se lleve a cabo de manera más rápida y con una diversidad mayor, también es cierto que ahora hay más información disponible que antes, o al menos se puede acceder a ella de manera más inmediata.

Ante una saturación, es imprescindible hacer una curación de contenidos, es decir, seleccionar los datos relevantes disponibles, a fin de agruparlos para así crear contenido original y valioso para las audiencias.

Cifras del Content Marketing Institute revelan que 68 por ciento de las empresas sí llevó a cabo una curación de contenido en 2017.

Para conseguir que realmente se dé valor agregado al público, se reduzcan costos y se mejore el posicionamiento en SEO, se sugieren estos pasos para dicha curación.

  • Contar con profesionales capacitados: aunque pudiera parecer menor, es necesaria la participación de personal calificado, capaz de identificar los mejores contenidos o datos, hacer una depuración correcta y definir si son o no convenientes para usarse y crear nuevos.
  • Tener herramientas de apoyo: se debe contar con software o programas que sirvan como radar para ubicar contenido relevante y útil para la marca, además de que pueda captar tendencias y hacer un análisis de su pertinencia, relevancia en el público, cuántas veces ha sido compartido, cuántas menciones ha generado, entre otros indicadores.
  • Objetivos bien definidos: aumentar tráfico a un sitio web en un 20 por ciento o incrementar la conversión en contraposición con un periodo previo, suelen algunos objetivos que, dependiendo de las necesidades de la marca, tendrán que determinarse para así buscar el mejor procesos de curación de contenido.

 

Te puede interesar:

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL