La WWE es la Meca de la lucha en Estados Unidos, y un espectáculo que pondera el Marketing antes que al deporte; de hecho, sus eventos, son todo menos deportivos. Con gladiadores musculosos que hacen largos monólogos amenazantes al micrófono; los asiduos a estos eventos esperan la satisfacción que les proporciona el producto: violencia y pirotecnia.

Más notas relacionadas con Advertainment:

Marketing social y Advertainment contra obesidad infantil
“Mobbing” busca campaña de Mercadotecnia social
Mercadotecnia social: Restaurantes contra el Phubbing

Para muchos, la ilusión del mercado es real: ver triunfar a su luchador favorito pareciera un resultado de las batallas entre gladiadores milenarios; sin embargo lo que resultó ayer del título de los pesos pesados de la WWE, es que aparentemente John Cena no pudo defender su título ante el exluchador de la UFC Brock Lesnar en el combate central del SummerSlam 2014.
Pero la situación de la WWE es el Marketing en todas sus escalas; en el BTL, lo importante es que el patrocinio no falte a la cita; por eso es que según información de la revista Variety, estas son las marcas que ya han desfilado en los eventos de este espectáculo:

Disney, General Motors, Ford Motor CompanyDreamworksParamount, KmartTaco Bell, SubwayColgateFrito-LaySchick y un peso pesado: Mattel.

La WWE logró captar hasta $160 millones de dólares en su contrato con la empresa de juguetes Mattel en el año 2012, ante $110 millones del año 2010.

La WWE sostiene ventas de publicidad por su contenido en YouTube y Hulu Plus. Sin embargo, con el propósito de ganar terreno en las plataformas digitales, la WWE busca la interacción virtual por medio de  “Cash WWE” en aplicaciones de Facebook y Twitter.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL