Encontrar mensajes secretos permanece en la memoria de las personas por mucho tiempo, por eso el marketing ha aprovechado este comportamiento para acercarse mejor a los consumidores. No se trata de mensajes subliminales o información oculta, sino de dinámicas que le permiten al público objetivo detectar frases escondidas que sólo se revelan si se realiza una tarea previa.

Más notas relacionadas:
40 logos de marcas que guardan mensajes ocultos
Cuidado con los otros mensajes que tiene tu mensaje
Mensajes que caen del cielo con una activación

Este mecanismo de comunicación es más efectivo que los canales tradicionales porque involucran una acción directa de las personas. No sólo se trata de hacer público un mensaje y ponerlo en pantallas o espectaculares, sino que el consumidor debe realizar una acción para encontrar la información oculta. Aunque pareciera que este proceso complica la transmisión de datos lo cierto es que aumenta el valor del mensaje porque lo dota de contexto, de esfuerzo y de interacción.

En este contexto te presentamos un par de ejemplos donde el éxito radicó en el factor sorpresa y en la manera en qué las personas dieron con el mensaje de la marca:

1) Una estrategia diseñada para crear conciencia entre los hombres sobre la importancia de acudir al médico en caso de orinar sangre, pues puede tratarse de un síntoma de cáncer.

2) Una playera que te convierte en ganador sólo si sudas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL