• De acuerdo con datos del Inegi, se estima que al cierre de abril se perdieron 12.5 millones de empleos, ya formales, ya informales.

  • AMLO, por su parte, estimó que se perderán hasta 850 mil empleos durante el periodo que comprende abril y mayo.

  • Según proyecciones realizadas por el Bank Of America, se comentó que el PIB mexicano podría caer un 10 por ciento para el 2020.

Aunque las señales de la pandemia en términos de salud son bastante claras, la enfermedad también muestra signos dentro de la economía mexicana. La caída en el consumo doméstico, el cierre de negocios, la contracción del Producto Interno Bruto (PIB) y la pérdida de empleos son algunos de los síntomas de malestar que se perciben en términos económicos y que podrían tener su etapa más aguada en para el segundo trimestre del año, que sería cuando se tocaría fondo, según estimaciones realizadas por Andrés Manuel López Obrador (AMLO, presidente de México.

Según dio a conocer en la conferencia matutina de este martes, 2 de junio, el después de que se toque fondo durante abril, mayo y junio, comenzará un proceso de recuperación, en el cual AMLO afirmó que está trabajando para poderlo concretar con éxito.

En el caso específico de la pérdida de empleos, AMLO explicó que, según las cifras que el tiene, entre abril y mayo se perdieron alrededor 850 mil puestos de trabajo. De hecho, explicó que incluso en el mes de mayo hubo días en los que no se perdieron empleos, mientras que en otros hubo momentos en los que se lograron abrir y cubrir nuevas vacantes, que quedaron inscritas en el gobierno. dijo también que para dicho mes sólo se perdieron 350 mil trabajos.

En contraste con lo mencionado por AMLO, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), para el cierre del mes de abril se perdieron 12.5 millones de empleos en el mercado laboral, índice que contempla no sólo los empleos formales inscritos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sino también los trabajos informales.

AMLO sostiene que con la reapertura económica de la nueva normalidad, que implica sectores como el automotor, de la construcción y minero, será uno de los motores que impulsen el crecimiento económico de México, además de que el tratado comercial con Estados Unidos y Canadá podría entrar en vigor el próximo mes de julio.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL