En medio de reformas legislativas de gran calado, nuestro país muestra signos de movilización, lo interesante es que las posturas no solamente se realizan en los medios tradicionales, desde hace años dejamos ver nuestra opinión por medio de las redes sociales.

Más artículos de Arturo González:
Portales de compra y venta: el regreso,
México inundado: 5 principios de BTL social

Además lo hacemos con algunas activaciones que tienden a conceptualizarse como guerrilla marketing, se generan movimientos que encabezan causas definidas como la defensa que pretende salvar a Pemex de la privatización, se ilustran memes sobre la incompetencia intelectual de los gobernantes, se generan videos donde se evidencia el rechazo al circo político como el sonado caso de Bozzo y Aristegui, se plasman pintas con mensajes más profundos y se desarrollan aplicaciones donde se refleja el sentir.

Un caso que llama mi atención es el de una app, apareció en esas noches de insomnio voluntario donde la curiosidad mata al gato, y luego lo revive cuando encuentra algo interesante. Comparto el video.

Es juego, sin embargo, el trasfondo del mismo permite recordarnos el sentido del mexicano ante la adversidad y ante la injusticia, nos reímos de todo, incluso de lo catastrófico de nuestro sistema político y sus actores.

“Mexicracia es un juego de estrategia sobre la vida política en México. Asciende al poder mediante el voto legítimo y vuélvete Presidente o mejor aún: ¡El Innombrable!” así lo describe la página y la reseña antes de ejecutar la descarga.

Cito de forma textual el mensaje previo al uso de la aplicación, pues su sencillez se puede describir como genial: “La dinámica es sencilla, debes de arrastrar los objetos al campo y juntar 3 o más similares para obtener un nuevo objeto. Empieza arrastrando tortas que se convertirán en acarreados políticos y a su vez en diputados.¡Si usas la estrategia correcta y das unas cuantas mordidas para mover el panorama, nada te detendrá! ¡Ten cuidado con los narcotraficantes y los líderes sindicales! Ellos limitan tu avance, pero si los eliminas obtendrás puntos”.

En México existe una creciente demanda por explotar la creatividad, y la genialidad propia del país da para mucho, pero nuestra nueva base deber ser ir más allá del humor y un momento memorable, podemos volver las ideas versiones empresariales en lugar de que sólo se integren al imaginario colectivo, pues son las expresiones actuales las que nos están abriendo los ojos a posibilidades que antes no sucedían y no se veían como rentables.

Por eso es conveniente felicitar el esfuerzo de la empresa que desarrolló este juego, en su tiempo les platique del “Facebook” para políticos que creó el buen amigo regiomontano Daniel Gómez, esta semana tocan las fanfarrias para la empresa IKI, pues en su haber además de Mexicracia existen otros juegos, tengo muy presente la aplicación que realizaron para el Tecnológico de Monterrey.

La democracia es un juego, esos dicen los creadores, yo le pregunto ¿usted que opina? Espero conocer tu comentario al pie de mi colaboración o en un tweet.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL