El advergaming busca introducir publicidad dinámica en los videojuegos de forma que se pueda interactuar con ella, es decir, una marca crea su propio videojuego. Cabe destacar que el advergaming puede ser usado por marcas como por celebridades. Por lo que concierne aquí,  es más de cómo lo usan las marcas, que finalidades tiene y algunas muestras:

Algunas ventajas del advergaming:

  • El ecosistema de los videojuegos está en crecimiento
  • Los jugadores pasan una gran cantidad de tiempo jugando
  • El público es cada vez más amplio
  • Interacción de la marca con los usuarios y recuerdo
  • No es una publicidad intrusiva

Un ejemplo de advergaming es el que desarrolló Magnum en una campaña a través de Youtube. Esta campaña logró seducir a 7 millones de usuarios que pasaron una media de cinco minutos persiguiendo bombones de chocolate escondidos por el ciberespacio. La idea fue creada por la agencia Lowe Brindfors.

 

shutterstock_241174729

“El advergaming permite que los consumidores asimilen ciertos conocimientos y experiencias de tal forma que siempre van a ser recordadas e incluso llegarán a configurar ciertos aspectos del comportamiento del consumidor”

Otra marca que ha utilizado esta técnica fue Red Bull a través de “Red Bull Formula Race”.

 

Nike+ por ejemplo, es la app que registra la actividad física y en la que la marca incluyó en algunos de sus productos; con Domino’s Pizza Hero  se puede crear una pizza nosotros mismos o el juego de BBVA para que los clientes combinen sus transacciones bancarias con la consecución de premio, sólo por ilustrar algunos casos.

El advergaming, es aún es una disciplina publicitaria todavía en crecimiento, pese que a que la herramienta lleva bastante tiempo en el mercado, aún falta mucho camino por recorrer, no sin antes decir que es una divertidad forma de atraer al consumidor.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL