Conoce la historia del condón de bronce y oro, en Juegos Olímpicos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

La piragüista australiana Jessica Fox hizo historia en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 al conseguir la medalla de oro en la categoría C1 (la primera vez que mujeres compiten en ella) y días antes, el bronce en slalon K1. Además de estas victorias, la atleta se ha dado a conocer por un video en dónde explica la ingeniosa reparación de su kayak, usando un condón.

En el video compartido en redes sociales muestra lo que fue el plan B de un técnico de su equipo para apretar una pieza de carbono desprendida del kayak en tiempo récord, previo a disputar la final de eslalon K1. El truco fue muy simple, sin embargo, era inevitable que se convirtiera en una tendencia olímpica: un poco de mezcla de carbono apretada por un condón contra la embarcación.

“Apuesto a que no sabían que los preservativos pueden usar para reparaciones de kayak”, -escribía la campeona.- “Tienen mucha elasticidad y son muy fuertes”. Se trata de uno de los 150 mil condones que la organización de los Juegos Olímpicos en Tokio proporcionó a los atletas que se alojan en la Villa Olímpica con el fin de garantizar unos juegos “seguros y protegidos”.

Después de esa dura prueba, la piragüista australiana admitió en Instagram: “¡Hoy he pasado por todas las emociones! Orgullosa de ganar una medalla de bronce olímpica. No ha sido la carrera perfecta que perseguía, pero he luchado mucho y lo he dado todo, así que tengo la suerte y el agradecimiento de estar en el podio y acariciar esta tercera medalla olímpica. ¡Gracias por todo el cariño, el apoyo y los ánimos! Pronto me pondré en contacto con todos vosotros, pero antes: ¡es la hora del C1!”, Prueba en la arrebató el oro olímpico.

Más tarde, Jessica Fox también reveló a la prensa de su país que poco antes de empezar la competencia de slalom C1, en la que ganó el oro olímpico, tuvo que correr y esconderse detrás de unas carpas ubicadas en el centro de piragüismo en Tokio para vomitar. Luego salió y le dijo a su entrenador lo que acababa de suceder: “Me siento muy bien, pero acabo de vomitar. Yo creo que estaré bien”.

 

Otras notas que también te pueden interesar:

Camas “anti sexo” en Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero industria de condones se anticipa

“Dejamos uniformes para evitar sobre equipaje”, responde Presidente de la Federación de Softbol

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.