Jefe vs líder – ¿De qué lado masca la iguana?

799

La serie Club de Cuervos nos mostró que una de las muchas lecciones aprendidas con gran dificultad por Chava Iglesias fue la enseñada su padre para administrar correctamente un equipo de futbol: SÉ UN CAPITÁN.

Se podrán tener muchos debates sobre qué es mejor para estar al frente de un grupo de personas, si un jefe o un líder; sin embargo, es absurda esta equiparación. Es comparar peras con manzanas, cada una tiene bondades diferentes que impide hacer una correcta contraposición entre ellas.

Eso sí, es importante señalar que la presencia de ambos es indispensable para la supervivencia y prosperidad de cualquier tipo de organización: SECTOR PRIVADO, PÚBLICO, ASOCIACIONES CIVILES, ASOCIACIONES RELIGIOSAS, etc., pero antes de contarte un caso real sobre el peso específico de un jefe y un líder dentro de una organización, es importante saber las diferencias entre uno y otro.

PERAS Y MANZANAS, ADN SIMILAR CON NOTABLES DIFERENCIAS

    • Jefe:

1. Es una autoridad jerárquica reconocida oficialmente por todos los miembros de la organización (te guste o no).

2. Tiene personal a su cargo que le rinde cuentas por lo que hacen o dejan de hacer.

3. Tiene la potestad de dirigir o modificar actividades para hacer eficiente la productividad de la gente.

  • Líder:

1. Es una autoridad moral reconocida por su conducta intachable y/o por sus conocimientos y habilidades sobresalientes en un tema específico.

2. Tiene 3 propósitos principales: dirigir, orientar e influir a través la ética, el respeto e integridad, para alcanzar un fin provechoso para el equipo.

3. No se enclaustra sólo en la productividad, sino que se interesa por la armonía del equipo de trabajo e incluso por la individualidad de cada miembro.

CASO REAL: SALVÁNDOLE EL PELLEJO AL JEFE

  • Antecedentes: El departamento de una corporación recibe al que sería su nuevo jefe. Las expectativas son elevadas ya que ha estado en el medio gran parte de su vida. Junto a él se integra al equipo su mano derecha, con un currículum que podría impresionar sobremanera.
  • Crisis: Pasados los primeros 3 meses de integración y tomar ritmo de trabajo, el superior y su mano derecha demostraron que no tenían idea sobre cómo gestionar proyectos ni cómo manejar un equipo de trabajo a pesar de tener un currículum pesado.

    El personal del área no se sintió valorado ni tomado en cuenta para la toma de decisiones de algunos proyectos. Muchas de ellas ya estaban tomadas sin consultar al personal para checar la viabilidad y ejecución.

    Las acciones del nuevo jefe golpearon en extremo la motivación y el desempeño del equipo. Esto orilló al personal a conferirle toda la autoridad al integrante con mayor antigüedad a quien consideran un referente por su edad y experiencia, para interceder por ellos ante el CEO y encontrar una solución antes de presentar la renuncia voluntaria.

  • Resolución: El resultado de llegar hasta el CEO fue amarrarles las manos al jefe y a su asistente para la toma de decisiones. Su permanencia al frente del departamento pendía de un hilo si los problemas seguían.

    Ese punto de quiebre marcó un antes y un después para este sector de la compañía. El jefe tuvo que aprender a escuchar a su equipo apoyándose principalmente en la persona con mayor antigüedad por ser un guía para el resto de la cuadrilla fungiendo como un pilar importante en los conflictos a posteriori.

DOS RECOMENDACIONES PARA SER PUNTA DE LANZA

1. Acepta pasar por el fuego. Para fabricar una espada, tiene que pasar por el fuego para forjarse y posteriormente someterla a fricción con alguna piedra para darle filo.

Tus habilidades y capacidades son como esa espada; para que reluzcan es necesario que estés sometido a pruebas difíciles donde forjarás tu temple. Cuando tus convicciones son probadas produces fortaleza, elevas tu umbral de resistencia. Lo que tú crees que eres se devela en las pruebas duras.

¿Quieres saber cómo ser un capitán? Entonces experimenta estar bajo el mando de un jefe que te tunda duro, de compañeros con talante difícil, o de un barco en medio de una tempestad; esto te ayudará a moldear tu carácter y a tener otra visión para hacerle frente con sabiduría cada vez.

2. Cambia tu mentalidad. ¿Cómo esperas un ascenso en tu trabajo si te da hueva leer o no quieres aceptar un poco de más carga laboral para seguir aprendiendo? Cambiar la mentalidad para aprender más y estar mejor preparado que el resto, te facilitará el camino para convertirte en un nuevo líder, jefe, o ambos.

¿Quién dijo que un jefe no puede ser líder?…

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL