En 2015 la realidad virtual tuvo ingresos por 90 millones de dólares, en consecuencia este tipo de tecnología empieza a ser usado en campañas y productos por parte de las marcas.

Se estima que en 2018 habrá 171 millones de usuarios activos en la realidad virtual, según información de Statista.

Por otro lado, esta herramienta permite a los shoppers interactuar y obtener infomación en el punto de venta, de esta manera las marcas también usan el engagement.

IKEA nos pone el ejemplo con una aplicación piloto de realidad virtual; IKEA VR Experience simula la experiencia virtual de estar en una cocina.

La app ofrece a los usuarios una cocina virtual de IKEA en tamaño real. Utilizando unas gafas HTC Vive, los consumidores pueden utilizar la aplicación para explorar uno de estos tres escenarios de estilos de cocinas diferenciadas.

Imagen2

El usuario puede cambiar el color de los armarios y cajones, otra función es la capacidad para ver la cocina desde diferentes perspectivas tanto encogiendo como estirando la imagen para moverse por toda la cocina.

El lanzamiento de la app tiene la intención de solicitar las opiniones de los consumidores ya que IKEA continúa implementando este tipo de tenología para hacer posible implicaciones para el hogar.

Desde luego esta app es una buena estrategia de experience marketing de IKEA para sus consumidores y con el público que quiera acercarse a conocer sus productos.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL