El confinamiento es complicado para millones de personas. Mientras algunas son felices en por estar con sus familias más tiempo, otras ven el tema como algo complicado, especialmente los niños. Es justamente en este punto en el que IKEA se concentra.

La marca se dirige a las familias y si bien en campañas previas se han concentrado en una necesidad que surge durante la pandemia, de colocar fondos bonitos para quienes hacen home office, ahora lo hace en el sentir de padres e hijos.

Los niños – acostumbrados a salir a la escuela y convivir con otros niños- están cada vez más desesperados y los papás menos con menos opciones para entretenerlos, así que IKEA Rusia acude en su apoyo.

La agencia Instinct ideó un manual de instrucciones para hacer tiendas de campaña o fuertes, como los niños los llaman, en el interior del hogar y hacer una especie de decoración aventurera.

La marca intenta conectar de lleno con las familias y al parecer lo está logrando. Debería porque se acerca el momento de reoperar y los papás pueden colocar en la lista de prioridades sus elementos, pues como ha informado la Organización Mundial de la Salud, puede haber rebrotes de COVID-19.

En 2019, los ingresos globales generados por el Grupo IKEA ascendieron a 41 mil 300 millones de euros y su marketing y demás elementos son tan efectivos que de acuerdo con las “Brandz Top 100 Global Brands Global Valuable 2019 de Millward Brown Optimor”, no solo es la marca minorista de muebles más valiosa del mundo, sino que también es el séptimo retailer más valioso del mundo.

Su valor está calculado en casi 19 mil millones de dólares, su negocio opera 433 tiendas y está presente en los principales mercados mundiales. Hay más de 957 millones de visitas de clientes a las tiendas IKEA cada año, de acuerdo con Statista.

En México le compiten GAIA o Home Depot, con ofertas de muebles a bajo costo.

Te recomendamos: 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL