En Argentina más del 85% de las trabajadoras sexuales son madres y encargadas de llevar dinero y proveer todo lo necesario para la educación y cuidado de sus hijos, de acuerdo con la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (Ammar).

Sin embargo, la ley argentina no cuenta con los recursos para defender a este grupo vulnerable, que de forma constante es víctima de la explotación y la violencia policial; problemas que se ven fortalecidos por la discriminación, pues la gente no presta atención y menos se identifica.

En este contexto, Ammar acudió con la agencia Ogilvy para desarrollar una campaña de guerrilla que revelara lo que hay detrás de todas estas historias que lucen bastante despreocupadas cuando realizan su trabajo.

stickers

El equipo creativo pegó algunos stickers en las esquinas de Buenos Aires para comunicar la realidad de las trabajadoras sexuales; desde una calle se podía ver a una de estas chicas con la ropa y la actitud que usan mientras trabajan, pero del otro lado, es decir desde la calle perpendicular, se observaba a un par de niños listos para ir a la escuela junto con el mensaje: “El 86% de las trabajadoras sexuales somos madres, necesitamos una ley que regule nuestro trabajo”.

stickers 2

El mensaje BTL es redondo, sencillo y no necesitó de una gran inversión, sólo mucho trabajo creativo tras conocer a los actores del problema y su realidad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL