• Para el 2019, los ingresos globales generados por los hoteleros fueron de 368.36 MMDD, según datos de Statista.

  • En 2020 se estima que el gasto promedio de los usuarios de hoteles será de 333.86 dólares.

  • Mientras que RIU anunció su reapertura en Guadalajara, Grupo Xcaret preparar medidas para su próxima reapertura.

Han pasado más de 50 días desde que comenzó la Jornada Nacional de Sana Distancia, lo cual implicó que industrias completas tuvieran que cerrar sus negocios, con la finalidad de alinearse a las medidas impulsadas por el gobierno federal para frenar la expansión del coronavirus COVID19. Uno de los sectores más afectados es el de los hoteleros; sin embargo, a pocos días de que termine la cuarentena, empresas como Riu y Grupo Xcaret han comenzado a alistar motores para retomar operaciones.

Entre los hoteleros más importantes en el sur del país se encuentra Grupo Xcaret, empresa que no sólo cuenta con su hotel, sino que también tiene distintas áreas recreativas, para lo cual ha generado un plan con cuatro ejes, entre los que se contempla la desinfección de superficies, el procesamiento de alimentos y el distanciamiento social.

En lo que refiere a la desinfección de superficies, Xcaret ha mencionado que utilizará soluciones desinfectantes, las cuales tienen dos principales características: una de ellas es que dichas sustancias serán biodegradables y la segunda es que tendrán tendrán un efecto duradero, por lo que después de que sean usadas seguirán erradicando microorganismos por horas (aunque su utilización será frecuente, para reforzar su efecto), lo cual nos brinda una idea de las soluciones que podemos esperar por parte de los grandes hoteleros.

Sin embargo, Grupo Xcaret no es el único de los grandes hoteleros que está calentado motores para su reapertura, sino que Riu en Guadalajara volverá a iniciar sus operaciones junto con las instalaciones que esta marca tienen en Berlín, Alemania, esto a partir del próximo día lunes.

Es importante mencionar que Riu ha decidido abrir estos dos hoteles, puesto que son los primeros de su cadena en contar con las medidas de seguridad y la capacitación necesaria para operar después de la emergencia sanitaria. Además, y del mismo modo que pasará con muchos hoteleros, esta compañía mantendrá su aforo entre un 50 y un 60 por ciento, con la finalidad de evitar aglomeraciones.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL