• Alfonso Ramírez Cuéllar otorga facultades constitucionales INEGI para que pueda entrar a las casas de los mexicanos. 

  • La polémica iniciativa ha sido rechazada hoy por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

  • En el último censo al menos 151 mil encuestadores buscando información de la población de casa en casa.

Luego de que el presidente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, pusiera “en la mesa” la iniciativa para otorgar facultades constitucionales al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) para que pueda “entrar, sin ningún impedimento legal, a revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de todas las personas”, la postura del Gobierno Federal quedó clara.

El plan de Ramírez Cuéllar contempla que el INEGI tenga acceso a las cuentas del Servicio de Administración Tributaria y a la información financiera y bursátil de las personas, además de control de los resultados de los activos de cada mexicano.

La polémica iniciativa ha sido rechazada hoy por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo en su conferencia mañanera que la obligación de informar sobre el patrimonio solo es para los funcionarios públicos.

Te recomendamos: 

“No creo que sea correcto, se tienen que mantener en privado lo que significan patrimonios de empresarios y de todos los mexicanos. La obligación de dar a conocer los bienes patrimoniales es exclusivamente para los servidores públicos. Nosotros sí estamos obligados”, explicó.

Agregó que lo que sí corresponde al Gobierno Federal es ayudar a que la mayoría de los mexicanos asciendan en la escala social, y que no se profundice la desigualdad, sobre todo combatiendo la corrupción, que desde su perspectiva es lo que produce la desigualdad.

Durante el último censo del INEGI, al menos 151 mil encuestadores lo realizaron buscando información de la población en los casi 2 millones de kilómetros cuadrados del territorio nacional que se divide en 2.4 millones de manzanas, que pertenecen a 210 mil localidades urbanas y rurales.

Sin embargo, el COVID-19 mermó a los encuestadores y los mexicanos prefirieron no abrir en todos los casos. Ahora, de nueva cuenta Ramírez Cuéllar, propone que regresen a las casas con los riesgos que implica y revisar a fondo qué tiene cara quién.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL