• H&M presenta  pronósticos para el segundo trimestre del año de un déficit, tras una caída de ventas del 46 por ciento durante marzo.

  • Euromonitor International reveló que casi el 40 por ciento de las empresas en fast fashion esperan un impacto en sus ingresos.

  • El valor de mercado mundial del fast fashion se proyecta para 2028 en 40 mil millones de dólares.

En 2018, el valor de mercado mundial del fast fashion, en el que figuran Gap, H&M o Zara, fue de 35 mil millones de dólares, de acuerdo con cifras de Thredup y GlobalData, proyectadas por Statista. Las proyecciones previo a la pandemia proyectaban un crecimiento discreto pero constante, señalando para 2028 unos 40 mil millones de dólares en valor.

Sin embargo, ante el COVID-19 el fast fashion estaría en crisis, de acuerdo con un estudio de Euromonitor International. Un análisis de la firma reveló que casi el 40 por ciento de las empresas del sector esperan un impacto en sus ingresos “mucho peor” que el que tuvieron durante 2008, en medio una crisis financiera. Más aún, predice que las ventas globales de ropa y calzado caerán al menos 12 por ciento este año.

El primer ejemplo en fast fashion es la sueca H&M, con pronósticos para el segundo trimestre del año de un déficit, tras una caída de ventas del 46 por ciento durante marzo, sobre todo por el cierre de gran parte de sus tiendas. La compañía mantiene a su plantilla en España bajo el sistema ERTE, pero con reducción de jornada, posiblemente hasta el 30 de junio.

Te recomendamos: 

Esto coincide con los reportes de uno de sus grandes representantes, Grupo Inditex, dueño de marcas como Zara, que reportó ayer sus primeras pérdidas trimestrales en la historia de la compañía, con 409 millones de euros entre febrero y abril en comparación con su primer trimestre fiscal del ejercicio anterior, de 734 millones de euros.

De hecho, sus ventas cayeron 44 por ciento entre febrero y abril, hasta los 3 mil 303 millones de euros, ante el cierre del 88 por ciento de sus tiendas en el mundo. Incluso Inditex cerrará unas 1,200 tiendas entre este 2020 y 2021.

También hay cifras precisas de la estadounidense Gap, que sufrió una pérdida neta de 900 millones de dólares durante el primer trimestre del año.

Las grandes representantes del fast fashion, desde Inditex hasta su rival H&M coinciden con cifras a la baja, pero también con el área de oportunidad de evolucionar el segmento a procesos digitales de alta tecnología.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL