FaceApp, una tecnología capaz de invadir la contrainteligencia

Por ahora, se apunta también a otros desarrollos, como TikTok, una plataforma para compartir videos que fue creada por ByteDance, en China.

25

La Ley de Seguridad Nacional, a través de su Artículo 32, define la contrainteligencia como una acción de protección que evita que los malintencionados sustraigan información importante de otras personas. Esto debido a que algunas tecnologías recientes, como FaceApp y otras apps móviles que fueron desarrolladas en Rusia, representan una amenaza para los usuarios.

Al respecto, Chuck Schumer, un senador estadounidense solicitó una investigación de estas aplicaciones, que se volvieron bastante populares a principios de este año debido a la viralidad de la edición de rostros; argumentando que los dispositivos inteligentes fabricados por entidades de negocio extranjeras dedicadas a la industria tecnológica, podrían representar riesgos de seguridad para sus consumidores.

Por su parte, el FBI confirmó que cualquiera de estas aplicaciones desarrolladas en países como Rusia, son una amenaza potencial, pues evaden todo filtro de contrainteligencia. Al recibir una respuesta afirmativa, el senador compartió en sus redes sociales una especie de advertencia.

Por otro lado, el FBI aseguró que de encontrar alguna evidencia de intromisión política extranjera a través de FaceApp o otros tipo de apps, se actuaría de forma inmediata.

¿Qué dijo FaceApp al respecto?

Los voceros de la aplicación desarrollada por Wireless Lab, una compañía establecida en San Petersburgo; no respondieron de manera inmediata a los comentarios de la audiencia en Twitter, aunque anteriormente habían señalado que las imágenes no se almacenan permanentemente; añadiendo que en realidad no existe forma de almacenar grandes cantidades de datos.

Las autoridades se mantienen pendientes, pues estas innovaciones podrían poner en riesgo tanto la seguridad nacional, como la privacidad de millones de usuarios no solo en Estados Unidos, sino en todo el mundo.

Por ahora, se apunta también a otros desarrollos, como TikTok, una plataforma para compartir videos que fue creada por ByteDance, en China. La plataforma ya integra a 500 millones de usuarios aproximadamente, por lo que ha causado preocupación a mercados occidentales debido a su procedencia asiática.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL