La planificación de un evento es una tarea gigantesca. Se trata de esfuerzos constantes para impulsar una idea que permitirá entregar una experiencia memorable a una audiencia. 

Durante el desarrollo del evento uno de los retos a los que un profesional se enfrenta es al establecimiento de los canales para la difusión del evento. La opción más viable son las redes sociales. Facebook y Twitter son herramientas que ofrecen llegar a un mayor número de usuarios que posiblemente estén interesados en tu evento. 

Sin duda, es un gran apalancamiento para incrementar el número de interesados. Sin embargo, es crucial que consideres una segmentación antes de comenzar cualquier esfuerzo de comunicación a través de redes sociales. Se trata de analizar e identificar los perfiles de grupos de consumidores que pueden estar interesados en el evento. 

Esto te permitirá (además de detectar mejores insights para la elaboración de tus mensajes) contar con una información más amplia sobre el mercado, también, así como aspectos relacionados con el volumen de ventas, clientes potenciales, oportunidades de generación de ingresos o características críticas para el desarrollo de un mejor evento.

Sin ir más lejos, si tu intención es realizar un streaming a través de Facebook y ofrecer una charla con un experto, ¿no crees que la mejor opción sería contar con la audiencia adecuada para asegurar el éxito del evento y lograr una interacción más dinámica? En definitiva, es importante segmentar el público de tu evento.

La segmentación no aplica solamente a Facebook, sino también a otras redes sociales como Twitter, YouTube e Instagram, que son en la actualidad las redes sociales perfectas para la difusión de campañas digitales. 

Según datos de Bizzabo, los profesionales de marketing (24 por ciento) creen que las redes sociales tendrán un mayor impacto en el event marketing. Mientras que un 13 por ciento cree que esta tecnología sea la Inteligencia Artificial.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL