Las necesidades de las empresas para comunicarse con sus clientes ha cambiado con el paso de los años. Anteriormente, las compañías generaban sus presupuestos de comunicación con base en la clasificación estándar de BTL (medios no convencionales) y ATL (medios convencionales). En la actualidad está proporción ha cambiado: ya no se destinan los supuestos a uno u a otro, sino que se piensa en un gasto coordinado entre ambas partes para generar lo que se conoce como estrategia 360, dónde una comunicación unificada juega un papel fundamental, como lo explicamos a continuación.

En una estrategia 360, todas las acciones de marketing que se realizan están diseñadas con un mismo objetivo, definido por los fines e intereses de la compañía. En este entendido, la comunicación unificada es la na prioridad en este tipo de campañas, puesto que todas las cosas que se realicen deben tener un coherencia y congruencia con el resto.

Es importante mencionar también que una comunicación unificada en una estrategia 360 permite que el mensaje de marca sea mucho más potente. En otras palabras, a través de este tipo de campañas, pueden bombardear de información a la gente, con la finalidad de que, si ésta no les llega por medio de una acción de marketing, lo haga a través de otra.

Uno de los indicadores que se ve más beneficiado cuando se trabaja con una comunicación unificada en una estrategia 360 es en brand awareness. Cómo mencionábamos en el párrafo anterior, el mensaje de la marca llega a través de un canal u otro a las personas, muchas de las cuales posiblemente sean nuevos consumidores que apenas están conociendo la firma.

Sin embargo, es importante que dicha comunicación sea planificada desde que se fijan los objetivos que se quieren lograr, con la finalidad de que permee todas las acciones de marketing.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL