• Starbucks enfrenta enormes retos que tienen en juego sus recursos tangibles e intangibles ante la pandemia.

  • Sus empleados están aterrorizados por regresar el 1 de junio porque indican que las medidas serían insuficientes.

  • De acuerdo con Statista, la cadena de cafeterías superó los 31 mil establecimientos en el mundo.

Starbucks es una de las compañías que la ha pasado peor durante la cuarentena, si bien porque los cierres de sus tiendas han mermado sus ganancias, más por sus erróneos procedimientos con sus empleados, lo que les ha valido una pésima percepción ante los consumidores.

Solo en México, el primer trimestre del 2020 los reportes de la propia Alsea indican una caída de 11.5 por ciento en ingresos. Pero su crisis no solo es económica en países fuera de su sede, sino que en su principal mercado, Estados Unidos, la percepción de la marca es negativa.

Los trabajadores de Starbucks en Estados Unidos son quienes han revelado que el proceder de la compañía no ha sido el mejor, al exponerlos desde mayo a atender los puntos de venta.

Más aún, 90 por ciento de las cafeterías de Starbucks en dicho país volverá a abrir en todo el país el próximo 1 de junio, pero los colaboradores aseguran que tienen terror de hacerlo, ante las medidas mínimas que se han implementado, según dijeron a NBC News.

Te recomendamos:

Previamente un reportaje de BuzzFeed reveló que 14 de sus trabajadores en ocho entidades de Estados Unidos dijeron que recordaron haber atendido a clientes que estaban tosiendo y que si se enfermaban la compañía no se hacía cargo de nada.

Ahora, los empleados dicen que “están aterrorizados de ir a trabajar ya que es difícil mantenerse a salvo cuando tienen que atender a clientes ansiosos, algunos de los cuales no respetan los protocolos de salud”.

Incluso, con las primeras tiendas reabiertas en mayo, “semanas después muchos trabajadores ya estaban en cuarentena con infecciones sospechosas, algunas de ellas, por Coronavirus”.

La versión de Starbucks:

La compañía respondió que no obligan a nadie a regresar y que no pueden saber qué clientes han estado siguiendo los procedimientos o quienes han estado en hospitales.

El CEO de Starbucks, Kevin Johnson, dijo desde el blog de la compañía que “estamos tomando mucho de nuestras lecciones de aperturas en China”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL