• En su reporte del primer trimestre del año, Alsea que cayó 11.5 por ciento en ingresos a 12,085 millones de pesos.

  • Su crisis ha sido tan fuerte que ahora intentarán reivindicarse por medio de un fondo de emergencia para sus colaboradores.

  • Burger King, Vips, Starbucks, Domino’s Pizza, Chili’s e Italianni’s se han visto implicadas en duras críticas.

Durante la pandemia es que se han conocido las verdaderas prácticas éticas y anti humanas de las empresas. Alsea ejemplificó una de las mayores crisis de marca en México y otros países de Latinoamérica.

Se colocó en tendencia durante varios días, ya que acordó una reducción en la cantidad de puestos de sus espacios corporativos y una especie de “permiso” especial para que los colaboradores tomaran 30 días, sin goce de sueldo.

La compañía fue duramente criticada y sus marcas como Burger King, Vips, Starbucks, Domino’s Pizza, Chili’s e Italianni’s, encuentran todos los días comentarios de los consumidores mexicanos en contra de consumir sus productos ante tal manera de actuar contra sus empleados.

Su crisis ha sido tan fuerte que ahora intentarán reivindicarse por medio de un fondo de emergencia para sus colaboradores, ante algún caso complicado originado por la emergencia de COVID-19.

Te recomendamos: 

El monto que la firma dé en este sentido, será igualado por la Fundación Alsea en México y América Latina. Cubre las necesidades básicas de una familia en alimentación y salud derivadas de la muerte de algún familiar que sea proveedor clave por COVID-19.

Prevén que también proteja al empleado por contagio o de un pariente directo que no tenga seguridad social. En México, más de 39,000 personas y sus familias dependen directamente de Alsea.

En su reporte del primer trimestre del año, Alsea que cayó 11.5 por ciento en ingresos a 12,085 millones de pesos. Lo que hace pensar que probablemente le salga más barato un fondo para conciliar que la reputación de marca que tantos sentimientos negativos le genera a los consumidores, al menos en México.

En México descendieron 2.6 por ciento y en Europa -4.8 por ciento; mientras que en Sudamérica las ventas aumentaron 6.8 por ciento, debido a la pandemia.

Esto es una muestra de que el poder de la reputación de marca es indiscutible y más empresas deberían entender la lección en torno al caso y ser más humanas con sus empleados durante una crisis sanitaria que impacta la economía de todos.

En un caso similar, Elektra optó por acatar las instrucciones del Gobierno Federal, al constituir una de las marcas más rechazadas por el mexicano durante la pandemia, de acuerdo con un análisis de PQR Planning Quant. Además de ellas, también CFE, Banco Azteca, TV Azteca constituyen la lista.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL