• Alsea protagonizó una crisis de marca por una especie de acuerdo para que sus trabajadores tomaran 30 días, sin goce de sueldo.

  • La compañía prefirió retractarse y mantener sus operaciones con la plantilla recibiendo su sueldo.

  • Alsea mantiene unos 40 mil trabajadores mexicanos en sus filas.

Fue el mes pasado cuando Alsea protagonizó una crisis de marca que la colocó en tendencia durante varios días, debido a que acordó una reducción en la cantidad de puestos de sus espacios corporativos, una especie de permiso especial para que los colaboradores tomaran 30 días, sin goce de sueldo.

Es decir, lo que muchas empresas están haciendo en plena crisis sanitaria, cuando los trabajadores necesitan más recursos para mantener a su familia y que los productos se están encareciendo a pesar de ser ilegal.

La compañía fue duramente criticada y en primera instancia sus plan de relaciones públicas fue acotar que los comentarios estaban fuera de contexto y que habían sido malinterpretados, incluso que se trataba de un acuerdo con sus empleados, pero ¿qué empleado prefiere perder su trabajo que esperar un mes? “Estamos apelando a esquemas de flexibilidad laboral, con apoyo de nuestros colaboradores”, explicaron por medio de un comunicado.

Te recomendamos: 

Es así como miles de trabajadores se sintieron con la responsabilidad social de protestar por ello y la ola contra la firma fue inminente. Finalmente la compañía prefirió retractarse y mantener sus operaciones con la plantilla recibiendo su sueldo.

Así lo dio a conocer Animal Político al entrevistar al fundador y presidente ejecutivo de la compañía, Alberto Torrado Martínez, quien les dijo que su plan no se concretó por las críticas recibidas.

En concreto, aseguró que “el impacto tan duro que hubo, dijimos: ‘no, mejor no’; soy honesto, las cosas como son, y hoy no hay ni un solo colaborador de Alsea en su casa sin goce de sueldo”, comentó al medio.

La especialista en reputación de marca, LLYC, ha compartido en diversas ocasiones que los recursos tangibles e intangibles, como la reputación, son determinantes para una compañía, por lo que en este caso la firma está actuando de forma inteligente, prefiriendo mantenerse estoica a pagar las consecuencias sin ventas. La firma mantiene unos 40 mil trabajadores mexicanos en sus filas.

De acuerdo con datos de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la acción de Alsea inició el año con un precio de 51.48 pesos, y para finales de abril registró 21.57 pesos, una caída de 58.1 por ciento.

En un caso similar, la compañía Carnival ha solicitado al presidente Andrés Manuel López Obrador que “limpie su reputación”, al ser colocada en la lista de empresas que no obedecen y permanecen abiertas, pues su abogado indica que están cerrados desde que la Secretaría de Salud dio indicaciones. Así de importante es la reputación de marca.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL