Una de las herramientas más poderosas a la que recurren las marcas para llegar a los consumidores y apelar a su emoción es a través del contenido que se plasma en los videos y películas, es decir, contando historias.

Más notas relacionadas con Mercadotecnia Social:
Mercadotecnia social: Perderlo todo en apuestas no es negocio
Marketing social: Benetton, el arte del BTL
Emotiva campaña que te convierte en activista social

Un caso reciente, pensado en mover los sentimientos de los espectadores, fue el de la iniciativa “Pedigree Adoption Drive: Donation Glasses”, cuyo objetivo fue potencializar el esfuerzo de la marca para rescatar y poner en adopción a perros abandonados de todo el mundo.

La acción estuvo a cargo de la agencia Colenso BBDO Auckland, en Nueva Zelanda. El objetivo era encontrar una forma de que la gente conectara con la marca y se convirtiera en salvador de un perro, mediante su programa de adopción.

Para ello, se crearon dos gafas 3D, unas amarillas y unas rojas, las cuales fueron entregadas a los asistentes de un cine. Posteriormente se les proyectaba de manera simultánea dos películas diferentes en la misma pantalla. Por un lado la historia de un perro que fue rescatado y adoptado y, por el otro, el mismo perro que no fue ayudado y tuvo un destino más trágico.

En medio de una canción melancólica, los espectadores de cine se enfrentaban a una elección: Donar y recibir las gafas amarillas, o no pagar nada y quedarse con las rojas.

Tú, ¿qué hubieras hecho?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL