Unos días antes de que se anunciara que Roger Waters estaría en la Ciudad de México, medios de comunicación se preguntaron quién absorbería los gastos del cantante inglés en la capital.

El propio Miguel Mancera dijo que todo esto sería cubierto por los propios patrocinadores del cantante y que la CDMX solo apoyaría en cuestión de logística como Protección Civil y seguridad para el evento.

Cabe decir que previo al concierto del cantante de Pink Floyd,  la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope Servytur) hizo una estimación de 3 millones 600 mil pesos como derrama económica.

Según la Canacope, seis de cada 10 probables asistentes hicieron algún tipo de consumo, con un gasto promedio de 45 pesos, sobre todo para adquirir una botella de agua, refresco, jugo, té u otro similar; un sándwich, antojito o botana, entre otros alimentos rápidos.

El gasto fue mayor para quienes asistieron a comer en algún lugar cercano al Zócalo o visitar bares, cantinas o cafeterías al finalizar el evento.

EL MOMENTO POLÍTICO

Mucho se habló del mensaje que dio Roger Waters antes del concierto en el zócalo, ya que el artista lanzó un mensaje al presidente Peña Nieto con respecto al tema de las desapariciones y los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Hay que recordar que en el Foro Sol, Roger tocó estos temas aunado al sentimiento de los mexicanos sobre las elecciones que viven en Estados Unidos (en particular las declaraciones de Donald Trump).

Ayer, ante más de 200,000 almas en el corazón del país, también Waters se pronunció sobre Peña Nieto. El tema tuvo mucha relevancia con mensajes como: #RENUNCIA y #TRUMPERESUNPENDEJO, ya que las redes sociales aprovecharon para hacer algunos memes y hablar de la coyuntura política y social que vive el país.

14563329_10154537321129544_6011028277343994361_n

Fotos: Redes sociales

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL