Hamburgo, Alemania.- Al acudir a un centro comercial es cada vez más común que la cajera pregunte si deseamos redondear nuestra cuenta o realizar un donativo para alguna causa social o para ayudar a alguna fundación sin fines de lucro; no obstante, son cada vez menos los clientes cuya respuesta es en favor del donativo.

Más notas relacionadas:
Publicidad interactiva en mupis
Realidad aumentada en los empaques
YouTube, una opción para los pequeños retailers

Ello se debe en gran medida a la falta de transparencia en el manejo de los recursos, situación que ha derivado en menor credibilidad para todos aquellos que subsisten gracias a la recaudación de donativos y sobre todo en un menor nivel de ayuda en favor de quienes se ven beneficiados a raíz de las aportaciones.

La situación no es exclusiva de México y en otras latitudes del orbe el comportamiento de los consumidores es similar. Ante ello, la fundación Misereor, de la mano de la agencia Kolle Rebbe, Hamburg trazó una creativa acción de ambien marketing para captar recursos provenientes del 40 por ciento de la población que realiza pagos a través de las tarjetas de crédito Mastercard.

Se trató de un mupi interactivo, el cual operó a través de un software especial que permitía a los donantes utilizar su tarjeta de crédito como cuchillo para partir una caja de pan y de ese modo -al mismo tiempo que donaban- presenciar el momento en que una mano, de manera simbólica, tomaba la rebanada para dar paso a un mensaje de agradecimiento por el donativo, el cual ascendía a dos euros.

Los recursos recaudados mediante la creativa acción BTL fueron destinados para mitigar el hambre de niños peruanos o para la liberación de niños prisioneros en Filipinas.

Checa el video a continuación:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL