• De acuerdo con fuentes anónimas de la Casa de Toño, en propinas, durante una semana normal se pueden juntar hasta 60 mil pesos, mientras que en fines de semana suman hasta 100 mil pesos.

  • La pandemia por coronavirus COVID19 ha provocado una caída en ventas del 90 por ciento en centros de consumo, según comentó Canirac.

  • De acuerdo con datos del Inegi, el sector restaurantero genera al 2.14 millones de empleos en México.

A comienzos de esta semana, se dio una noticia que supuso un alto definitivo e inmediato para muchos empresas en México: el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, comentó que el país había entrado en la fase 2 del coronavirus COVID19, cuyo anuncio vino acompañado de nuevas indicaciones para la población en general, entre las destacó el cierre de espacios como plazas comerciales y lugares en los que hubiera más de 50 personas. Ante estos ordenamientos, restaurantes como Sonora Grill y Casa de Toño han tenido que cerrar, siendo este uno de los últimos en adoptar la medida.

Mientras que la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) comentó que debido a la presencia del coronavirus COVID19 se reportó hasta un 90 por ciento menos de ventas, en el caso de la Casa de Toño la caída fue de un 70 por ciento, desde que se comenzó a fomentar el distanciamiento social. Sin embargo, fue debido a las indicaciones de la fase 2, que se decidieron cerrar las 54 sucursales con las que cuenta la marca, tanto en la capital del país como en la zona metropolitana.

Fuentes anónimas cercanas a la compañía comentaron que en lo que respecta a sus colaboradores, esta última quincena recibirían su sueldo normal, mientras que en lo que dura la contingencia se les proporcionará un apoyo por medio del salario mínimo, cuyo pago saldrá de una serie de créditos que ha pedido la Casa de Toño y que espera poder pagar una vez que pase la contingencia por el coronavirus.

Según comentarios de los colaboradores, que han preferido mantenerse en el anonimato, será este viernes cuando se defina cuál es el rumbo que tomará la empresa. Sin embargo, cabe destacar que entre las medidas que se están considerando está el evitar el despido de los colaboradores, además de que también se descartó el delivery, por los costos de envío que implica.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL