Coronavirus enferma a Italia, pero podría costarle caro a toda la UE

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La rápida expansión del coronavirus en Italia podría tener un impacto negativo en la economía de ese país, la cual está pasando por momentos complicados.
  • Cantidad de casos por coronavirus registrados en Italia ya llegan a los 219, además de que se reportan seis fallecidos.

  • En todo el mundo se reportan 80,000 casos, los cuales se encuentra focalizados en países como China, Corea del Sur, Taiwan, Japón y Francia.

  • Véneto y Lombardía aportan por sí mismas el 31 por ciento del PIB italiano y también son las regiones más azotadas por el microorganismo.

Año tras año, al vilo de los últimos días de diciembre, Saxo Bank lanza cuáles podrían ser los escenarios poco probables, pero que, de aparecer, podría llevar a la economía mundial a algunos de sus momentos más complicados e incluso catastróficos. Entre los vaticinios presentados por la institución destacaron el triunfo de los demócratas en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos (que alejaría la inversión de las farmacéuticas), el éxito de un Brexit duro o la separación de Hungría de la Unión Europea. Sin embargo, lo que no previó esta organización fue el avance y expansión del coronavirus que provoca la neumonía de Wuhan y su impacto en la economía. El virus ha puesto en alerta a occidente, después de que se registraran 219 casos en Italia y seis muertes.

El coronavirus ha comenzado a cobrarle factura a Italia, país que cerró el 2019 con una caída del 0.3 por ciento en su Producto Interno Bruto (PIB). De hecho, de acuerdo con información de Fondo Monetario Internacional, dicha nación generó 32,946.52 MDD, cantidad que contrasta con los 34,320.75 MDD que había logrado conseguir para el 2018. Entre las regiones más afectadas por el padecimiento se encuentra Véneto y Lombardía, las cuales, por sí solas generan el 31 por ciento de PIB italiano y cuyo valor es de 550,000 millones de euros.

La suspensión de labores por un mes, de manera similar a como lo ha hecho China, podría suponer un golpe fuerte para la economía italiana, además, claro está, que pérdidas millonarias. De hecho, medios locales italianos estiman que la contención del coronavirus podría costarle a Italia cerca de 18 millones de euros al día. Sin embargo, el sector para el cual representaría más pérdidas es para el turismo.

El turismo en Italia ha representado una fuente con crecimiento constante de ingresos. De 2014 al 2019, este segmento ha pasado de los 197 a los 237.8 mil millones de euros. Para este 2020 se tendrían que esperar 244.1 mil millones de euros, según datos de Statista; sin embargo, si el coronavirus aleja a los turistas, el PIB italiano podría ver reducido considerablemente el 13 por ciento que obtiene a través de esta fuente, según información de Fiavet.

Notas relacionadas:

Una prueba de los efectos que el coronavirus ha tenido ya en la industria del turismo lo vimos el pasado domingo 23 de febrero, fecha en la que se anunció la cancelación de los dos últimos días del Carnaval de Venecia y la suspensión de la Fórmula A. La semana de la moda en Milán, una de las más importantes para el sector de la moda, presentó una reducción del 80 por ciento en las ventas, según comentaron organizadores.

Sin embargo, el coronavirus no es un padecimiento que sólo provoque temores en la antigua nación de Julio César y de Ovidio, sino que también ha causado la cautela de los inversionistas y, en consecuencia, produjo el desplome de las bolsas: mientras que en Milán se perdió el 6 por ciento, en Londres, Fráncfort y París cayeron entre 3 y 4 por ciento.

Recomendación del día

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.