Contrata a un centennial o cásate con él

Este concepto y  palabra proviene de centenario. Del anglicismo centennial que es lo relativo a un periodo de 100 años

2402

¿Te gusta la estabilidad? ¿Buscas más privacidad? ¿Eres pragmático? ¿Te cansaste de ser un romántico idealista y te diste cuenta al fin de que le mundo es así, y a secas? ¿Tienes tendencia a ser pesimista? ¿Lo nuevo ya no te divierte? ¿La vida digital que ya es parte de ti, sólo te sirve para comunicarte, pero no como eje trascendental de tu vida como todos los demás? ¿Eres un conservador pero no te has dado cuenta que lo eras? Entonces, te gusta la ideología y el estilo de vida de la nueva generación centennial –posmillennials o generación Z. Este concepto y  palabra proviene de centenario. Del anglicismo centennial que es lo relativo a un periodo de 100 años. Si restamos 100 años a nuestro 2018, en 1918 terminó la primera guerra mundial-.

Los centennials es la nueva generación en puerta. Nacieron desde 1998 y hoy tienen entre cero y 20 años, los más viejos. Son total y matricialmente opuestos a los millennials –que por cierto, respiran cansados y hasta un poco derrotados por tanta lapidación digital por su forma se ser errática y pretenciosa en lo profesional y en el comportamiento de consumo-. He escuchado a muchos directores y empresarios descalificar profesionalmente a los millennials por su egocentrismo y por qué creen que lo merecen todo, sin ganarlo a través del mecanismo del esfuerzo y las competencias. Se creen una marca valiosa y consolidada por sólo nacer. Les recomiendo a los millennials que además de pretender salvar al mundo, reconstruyan su imagen y su identidad de marca como generación posmoderna. Repinten. Los noto muy desacreditados y devaluados. Aún les queda tiempo para revertir su futuro.

¿Por qué los centennials son así y por qué su diferenciación frente a otras generaciones?

Es consecuencia de un resultado lógico de una ecuación simple antropológica,tecnológica, cultural y social. Vivimos en plenitud la posmodernidad. El fin del mundo acaba de suceder. Sí, ese mundo que conocíamos y como lo conocíamos. Ya se ha visto todo y se ha repetido todo. Desde la cultura griega, la romana, la edad media, el renacimiento, la revolución industrial, la modernidad, la posmodernidad y ahora la posverdad. Que es una mezcla entre hiper-información, hiper-contebido, hiper-lectoría y también mucho hiper-pseudocontenido. También si agregamos a esta ecuación un mar de noticias falsas, soledad, desapego, desesperanza y una identidad mundial dividida entre una realidad offline y online. Claro, las nuevas generaciones tendrían que ser el resultado de este prototipo infantil juvenil llamado centennial. Son como resultado general, unos hombres y mujeres neo conservadores ¿Qué es un nuevo conservador? Es el resultado humano del hartazgo de la abundancia de contenidos, abusos, excesos, inestabilidades, inseguridades, de la búsqueda con derrota del sentido de pertenencia de una identidad humana rota. Por la mitad. Donde por un lado, atisba la realidad offline y del otro, la realidad online. Somos dos en uno que no somos nada. Y por lo tanto, los centennials son una generación retadora y a veces cansada.

¿Qué esperar si contrato a un centennial?

Es necesario no tener muchas expectativas y ofrecer no necesariamente una carrera pero sí estabilidad de proyectos. Con hechos faciales y comprobables. Ser muy concreto y claro en la dirección de los proyectos. Determinar la dirección de qué y hasta dónde llega su responsabilidad. Corre y contrátalo, ofrécele innovación y una dirección clara. Involúcralo para determinar estrategias –que de su parte siempre serán conservadoras, porque son demasiado maduros para su corta edad-. Les gusta lo concreto y lo que no genere muchos lazos. Cero rollo, reiteración y retórica. Espera resultados del materialismo puro y duro, concreto. El resultado será un intercambio directo con moneda corriente de ganancia mutua. No son egocéntricos, son más bien de perfil analítico, pasivo, observador y conservador.

¿Por qué casarte con un centennial?

Son y serán una generación muy hogareña. Encerrados en sí mismos y con mucha hambre de cariño y abrazos analógicos, aunque no los pidan. Requieren de nuestra atención offline porque ya los hartó la vida digital. Porque son prácticos, compran ya más en un sentido de omni canal -en establecimientos offline y online-. Las tendencias se van marcando. Según un estudio en hogares de Kantar Worldpanel México, los habitantes de hogares jóvenes en México,cuyo integrante menor tiene entre 20 y 34 años (sin hijos). Representan el 11% de la población.

Una característica de las familias con jóvenes centennials, es que son pequeñas y sobre todo que realizan compras más planeadas. Al surtir su despensa llevan más productos por ocasión por lo que pagan un ticket 5% más alto, esto se traduce en ahorrar tiempo al ir menos a la tienda. También sobresalen sus adquisiciones de packs, así como de artículos de tamaños extra grandes. Serán unas parejas planificadoras y ahorradoras.

Decídete y contrata o cásate con un centennial. Quizá ellos nos ayuden a salir de esta mundo que pinta con más incertidumbre y caos cada minuto. Que huele a Apocalipsis. Serán los pensadores fríos, calculadores, sensatos y neo conservadores que necesitamos. Espero que nos defrauden y no se defrauden.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL


Artículo anteriorClaves para desarrollar el lanzamiento de un producto
Artículo siguiente¿Qué es el e-commerce?
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.