Ya sea desde la generación de un escaparate hasta la creación de contenidos, el storytelling ha adquirido una gran relevancia para las marcas, las cuales buscan captar y retener la atención del público meta por medio de la narración de historias. Todo mundo, en algún momento de nuestra vida, hemos tenido la oportunidad de narrar algo y aunque sea natural y cotidiano, al momento realizarlo para una marca implica ciertos retos, como el modo más atractivo de hacer la narración o la manera de darle una buena continuidad, para no perder la atención de la audiencia. Para lograr esto, te dejamos algunas recomendaciones que seguro te servirán.

¿Cuál es el la historia que queremos contar?

Antes de realizar el trazado del storytelling que se llevará a cabo, las marcas deben tener muy claro el mensaje que quieren transmitir con la historia que buscan contar y el objetivo que se quiere lograr con ella. No será lo mismo hacer una narración para generar un brand awareness que una que forme parte de una estrategia de inbound marketing. Antes que nada, hay que fijar el rumbo que se quiere lograr.

¿En qué formato será presentado el storytelling?

Esto es un factor muy importante. Generar storytelling para dispositivos móviles es muy diferente que hacerlo para los escaparates de una tienda. Tanto por la cantidad de información que se presentará como por el modo continuo o discontinuo en el que se presentará. si se hace una narración como en redes sociales para generar engagement, todo lo que queramos contar lo podemos presentar de un sólo video, pero si lo hacemos como parte de una estrategia de inbound, la presentación tendrá que ser segmentada.

La importancia de basarse en los clásicos

Una de las recomendaciones que realiza Aristóteles en su Poética para narrar una historia es que es mejor realizar historias inverosímiles, pero creíbles. ¿Qué significa esto? Que la narración que presentemos debe tener su propia lógica argumentativa.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL