No todos los bienes raíces son iguales, cada proyecto inmobiliario tendrá una serie de características que lo hará más o menos convenientes según el lugar.

Los bienes raíces son de las inversiones más seguras que existen. Esto es porque, al contrario de otros bienes materiales, no solo no suelen perder precio con el tiempo. De hecho, suelen incrementar en valor con el paso de los años. Esta característica aplica a cualquier proyecto inmobiliario. Sin embargo, eso no significa que todas las iniciativas son igual de provechosas. Habrá propuestas que, por una razón u otra, podrían ser más valiosas en otras partes del país.

Esto es particularmente importante al escoger un tipo de proyecto inmobiliario u otro. Y es que, de lo contrario, se puede correr el riesgo de otorgar un posible valor erróneo a la iniciativa. Si un desarrollador se empeña en hacer una propuesta que no corresponde a las necesidades del mercado o no maximiza las oportunidades, puede afectar el retorno de inversión. Y esto, a su vez, puede afectar el patrimonio de las personas involucradas.

Así pues, ¿qué hay que vigilar antes de elegir invertir en un proyecto inmobiliario u otro?

Disponibilidad de suelo del proyecto

Según Sergio Felgueres Cabestany, presidente de RE/MAX México, lo primero que debe verse es el área del terreno. “En ciudades donde el espacio para desarrollar es escaso, la tendencia son los desarrollos verticales”. Por el contrario, cuando existe hay lugar suficiente para un proyecto inmobiliario grande, la tendencia es crear edificios horizontales, sin muchos pisos.

Disponibilidad de servicios

El presidente de RE/MAX México apunta que elementos como agua, drenaje y luz son fáciles de instalar en el centro de las ciudades. Sin embargo, en la periferia urbana es un poco más caro y difícil conseguirlo. También reafirma que es importante tomar en cuenta en los proyectos inmobiliarios que las circunstancias de la zona pueden ir cambiando con el tiempo.

Infraestructura urbana

Felgueres reafirma que también el entorno del proyecto es crucial para su bienestar financiero a largo plazo. Es decir, hay que revisar cuál es la distribución de vialidades, escuelas, centros comerciales, accesibilidad al transporte, entre otros elementos. Algunas de las iniciativas más valiosas son aquellas que son “mini-ciudades” con todo tipo de negocios y servicios. 

Ubicación

Pero al final, el experto de RE/MAX cree que todos los factores pueden ser irrelevantes, con la excepción de la ubicación. “Todo lo demás es modificable, pero la ubicación de un bien raíz no […]”. Apunta que todo el entorno debe estar considerado, desde el valor de la zona hasta la presencia de algún otro proyecto. Incluso el acceso al lugar es un punto crucial a considerar.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL