No importa si hablamos de una Pyme o una empresa de mayor escala, el marketing directo no debe faltar en su estrategia de marketing. Esto se debe a que hoy los consumidores están demandando servicios personalizados. La influencia de los dispositivos tecnológicos y su interacción personalizada ha llevado a que los consumidores quieran establecer un contacto directo y personal con las marcas que consumen.

Para las marcas que no cuentan con este tipo de estrategias tienen una área de oportunidad en donde demostrar que el valor agregado de sus productos está tiene la capacidad de satisfacer las necesidades del cliente.

Una de las formas de generar un contacto directo con el consumidor e invitarlo a probar o consumir un determinado producto o servicio es por medio del email marketing. Esta estrategia permite a las compañías recomendar sus nuevos productos, así como crear dinámicas para optimizar el catálogo de productos, entre otros beneficios.

Algunas claves para implementar una campaña de email marketing son:

Contactos

Entre más rápido se cuente con la información más actual de los prospectos será más sencillo realizar una campaña de email marketing. Hoy en día hay programas que permiten gestionar una base de contacto, generar listas, realizar y mandar formularios de datos, así como segmentar datos de contacto, entre otros. Simplemente no hay que olvidar dos cosas: el nombre del destinatario y un contenido atractivo con la finalidad de cerrar una venta.

Estrategia

Otro de los factores clave de una campaña de email marketing, sin duda alguna, es la estrategia. Por tanto, el primer paso es establecer el objetivo a lograr: notoriedad, fidelización, captación de nuevos clientes, aumentar las ventas, interacción con usuarios, etc. Luego, es importante establecer los KPIs (Indicadores clave de desempeño) correspondientes para medir los resultados y, posteriormente, evaluar el alcance de la estrategia en el mercado.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL