3 beneficios del email marketing que debes conocer

59
email marketing
email marketing

Son muchas empresas las que emplean estrategias de marketing directo para dar a conocer sus servicios. De acuerdo con un informe de Retail TouchPoints, los departamentos de marketing más de 100 minoristas de Estados Unidos desarrollan este tipo de estrategias con alguna de las siguientes tácticas:

  • Optimizan sus diseños para móviles.
  • Incluyen recomendaciones de productos.
  • Experimentan con ‘asuntos’ personalizados.
  • Utilizan datos de clientes para crear contenido personalizado.
  • Optimizan la frecuencia y el tiempo de envío de correos.
  • Realizan el envío de correos según el catálogo de productos.

Los puntos anteriores son algunas de las acciones que se pueden realizar; sin embargo, con lo anterior, ¿qué beneficios se pueden tener? Sigue leyendo para descubrirlo:

Se crea confianza

Uno de los beneficios es que a través de correos se puede generar una relación basada en la confianza entre usuario y marca. Conociendo sus intereses, demandas y necesidades por medio de preguntas se puede conocer al usuario y, de esta manera motivar a tener un acercamiento presencial donde se puedan explicar más ventajas, incluso, se puedan mostrar los beneficios. Por ejemplo, hacer que el prospecto visite la tienda física para poder hacerle una cotización del servicio.

La posibilidad de hacer labor de ventas

Luego de generar confianza en el usuario se puede mostrar otras opciones, es decir, otros servicios que puedan adecuarse a su presupuesto. Además, a través del correos electrónicos se le puede hacer llegar un programa de financiamiento para que conozca de una vez las posibilidades que ofrece la marca con la que plena realizar una transacción.

Personalización

Finalmente, gracias a la personalización el usuario tendrá la oportunidad de recibir mensajes —como el título lo índica— personalizados. Con esto el usuario tiene  la posibilidad de comprar un servicio que se adecua cien por ciento a sus necesidades. Por otro lado, se mantiene una comunicación donde la marca puede conocer de primera mano los requerimientos del usuario y así diseñar un producto que permita satisfacerlas.