• Banco Azteca, está pidiendo a sus clientes que abonen pagos adelantados para prevenir cierres que les impidan pagar durante la pandemia.

  • Usuarios de redes sociales se han volcado a recriminar a la compañía por esa exigencia ante las necesidades de miles de familias.

  • Bancos como Banorte ejecutaron estrategias en las que tendrán un diferimiento de pagos.

Apenas ayer, Ricardo Salinas Pliego protagonizaba las tendencias porque anunció a sus empleados que Grupo Salinas no detendría sus operaciones. Elektra, Banco Azteca, TV Azteca y demás marcas del conglomerado, deben dar servicio incluso ante la fase 2 de la pandemia de Coronavirus Covid-19. Sólo permitirá que los más vulnerables se vayan a casa.

El directivo insistió que no debe dominar el miedo a los mexicanos, pero advirtió saqueos en próximas fechas ante la crisis que calcula por la pandemia.

Banco Azteca bajo la lupa

Hoy trasciende en redes sociales que Banco Azteca, está pidiendo a sus clientes que abonen pagos adelantados para prevenir cierres de sus sucursales o demás posibilidades que les impidan pagar, pues eso los pondría en la lista de morosos con todas las consecuencias que eso conlleva en cuestiones legales y de finanzas.

En plataformas como Twitter, los usuarios digitales se han volcado a recriminar a la compañía por esa exigencia ante las necesidades de miles de familias que viven la día y cuyos recursos se limitan a cubrir sus alimentos, en esta crisis sanitaria en la que algunos no tienen la posibilidad de obtener un sueldo porque su oficio o profesión les impide desempeñarse desde casa o su empresa simplemente no les pagará.

Te recomendamos:

La compañía no se ha pronunciado al respecto pero la Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores que deben dar apoyo a sus clientes con el pago de de dinero o intereses debido a a la contingencia sanitaria que se está viviendo por el Covid-19.

Otros bancos

Esto podría derivar en una crisis de marca, debido a que bancos como Banorte ejecutaron estrategias en las que tendrán un diferimiento de pagos del que no se requerirá pago mínimo hasta por 4 meses, sin que esto tenga un impacto en el Buró de Crédito o gastos de cobranza para sus clientes. Esto aplica también en Banco Sabadell.

Sin embargo, cabe aclarar que el interés no se perdona en dichos retrasos, al término de los cuatro meses, los clientes deben pagar el abono más el interés generado, el único beneficio es no entrar en buró de crédito.

En tanto, BBVA y HSBC se sumaron al apoyo a sus clientes, con medidas similares.
*Este medio solicitó la postura de la marca y está en espera de su respuesta

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL