La presentación es fundamental en marketing. El packaging es la carta de presentación del producto y es por ello que las marcas invierten tantos recursos en él. En medio de la pandemia, la atención está orientada a vender, pero también a animar al consumidor, funge un papel de entretenimiento.

La tendencia de utilizarlo como un medio de entretenimiento, obedece a conectar con el consumidor. Para muestra de la creatividad que se ha implementado, se puede mencionar lo hecho por Pizza Hut y la campaña de publicidad digital creada por DDB Quito, Ecuador.

En medio de la crisis sanitaria, la marca ha puesto especial atención en millones de personas que tuvieron que encerrarse en sus hogares durante varias semanas, particularmente en los niños, quienes ven incrementar el paso que pasan en casa y que no consiguen comprender del todo la situación.

Por ello, Pizza Hut hizo que su caja se transforme en juegos de mesa como una cancha de futbol, una pista de carreras o un sostén para pintar, incluidas las instrucciones.

Además de esta compañía, también se puede mencionar a Kellogg’s, cuyo packaging se transforma en un lienzo para que sus consumidores coloreen los espacios en blanco y negro, en una edición especial que obedece el mismo fin.

El embalaje es clave para vender. De acuerdo con el “Estudio de Packaging”, del Departamento de Investigación de InformaBTL, el 68 por ciento de los consumidores mexicanos determina si compra o no un producto, dependiendo del empaque.

Sin embargo, también es clave para generar una conexión más allá de un proceso de venta, puede ser aprovechado, como en los casos mencionados, para entretener en un momento tan complicado como el que vive el mundo en la actualidad.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL