Ikea alertó a sus consumidores y al público en general por sus cajoneras y cómodas. La compañía ha decidido que sacará del mercado 29 millones de aparadores después de que seis niños murieron en los últimos 13 años al caer estos muebles sobre ellos.

Tres de estos fallecimientos se produjeron entre 2014 y 2016 y de estos pequeños eran menores de 3 años, según información delicada que presentó la compañía Sueca. Cabe decir que esta decisión afectará a EEUU y Canadá).

La firma Ikea recomienda que todos aquellos que tengan estos muebles de cajones sin adherir a la pared deberían retirarlas del alcance de los niños o adherirse bien para que al momento de que algún niño se suba al mueble, éste no se venza por  no estar anclado.

Para hacer que estos muebles se sigan vendiendo, la empresa sueca dará kits gratuitos para anclar las cómodas, también permiten a los usuarios contactar con ellos para realizar la retirada y reembolso de estos productos para el hogar.

MUEBLES

Fuente: Guffingtonpost

Fotos: bigstockphoto

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL