• Popeyes lanzó una colección especial inspirada en los uniformes de sus empleados.

  • En redes sociales los acusan de copiar la primera colaboración entre Adidas y la cantante Beyoncé se llama Ivy Park.

  • El suéter navideño que lanzó en diciembre se agotó en 14 horas.

La primera colaboración entre Adidas y la cantante Beyoncé se llama Ivy Park. Entre sus acciones publicitarias destacó el envío de cajas naranjas llenas de ropa de su colección a celebrities como Reese Witherspoon.

Una vez en sus manos, los influencers rápidamente compartieron videos y fotos del producto y así se dio a conocer la popular colección. Sin embargo, la cadena de comida Popeyes fue la más beneficiada con la inversión publicitaria de Adidas y Beyoncé.

Te recomendamos:

¿La razón? Los uniformes de sus colaboradores son muy parecidos a la sofisticada colección y las redes sociales no dejaron pasar el punto, acusando a Popeyes de copiar a la cantante. El beneficio no se ve ahí, pero llega hoy, cuando la marca lanza su colección especial de dichos diseños.

En lugar de concentrarse en una latente crisis de marca por plagio, la empresa dio un giro inteligente a la situación y finalmente obtendrá ganancias por una colección basada en simples uniformes de sus empleados, gracias a la similitud con los productos de la cantante y  a los esfuerzos publicitarios de Adidas.

No encontramos falla en su lógica

La colección That Look from Popeyes  estará disponible hasta que se agote la última pieza y por si fuera poco, pretende ganar reputación de marca positiva al donar cada dólar a la Fundación Popeyes. Sus empleados modelan la ropa y con ello hacen muy cercano el producto a la gente real.

El movimiento es inteligente, impecable, sobre todo su recordamos lo ocurrido con su competidor Chick-fil-A. El verano pasado la polémica también los alimentó. Se “pelearon” por medio de Twitter y esto derivo en ventas masivas de su nuevo sandwich de pollo, que se agotó rápidamente.

El sándwich representó alrededor del 30 por ciento de las ventas de la firma en el tiempo que estuvo disponible, según Eric González, analista de KeyBanc Capital Markets.

McDonald’s y Chick-fil-A ofrecen ropa y accesorios con temas de comida durante todo el año, pero Popeyes los lleva detrás si se considera que el Popeyes Ugly Christmas Sweater que lanzó en diciembre se agotó en 14 horas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL