Desarrollar una campaña BTL puede ser un paso sencillo para algunos. Platicar con el cliente sobre sus objetivos de negocio y los impactos que quiere lograr alineados a su estrategia es un buen primer paso.

Sin embargo, con forme se avanza para la realización de la campaña los retos comienzan a surgir. Pero para transitar sobre situaciones que posiblemente comprometan la ejecución de la campaña, aquí te mostramos algunos ejemplos de retos que suman grados de dificultad durante la ejecución de una campaña.

Expertos señalan que para la ejecución de una campaña BTL es necesario una adecuada planeación, seguido del entendimiento profundo de las necesidades del cliente y sus expectativas, y como tercer factor, la capacidad de reacción de la agencia. Siendo este último aspecto un valor esencial en la diferenciación de una agencia. 

En este sentido, es importante que las marcas lleven a cabo una calendarización de sus eventos. De esta manera, la agencia puede elaborar y planear los eventos. Asimismo, se optimizan los procesos de entendimiento necesarios de lo que está buscando la marca obtener con el evento en cuestión. 

No obstante, la realidad es que en la mayoría de las ocasiones, los tiempos son muy cortos, lo cual lleva a que no se tenga suficiente tiempo para aterrizar adecuadamente las expectativas de la marca, y que tampoco se tenga suficiente tiempo de planeación para asegurar una adecuada ejecución.

Otro problema adicional es la capacidad de reacción de las agencias ante un imprevisto al momento de estar ejecutando, ya que algunas agencias dentro del mercado padecen mucho de la falta de una capacidad de reacción aceptable. 

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL