Programas como Barney el dinosaurio, Dora la exploradora y Bananas en pijamas, han sido creados bajo conceptos educativos basados en la psicología y han sido parte de la programación favorita de más de un par de generaciones. Tal como en el caso de Plaza Sésamo, que el día de hoy cumplió su primer medio siglo.

Lloyd Morrisett y Joan Ganz, comenzaron a finales de los años 60 con un proyecto de enseñanza infantil. Todo surgió con el desarrollo de una propuesta para la Escuela de Posgrado de Educación de la Universidad de Harvard, que pudo llevarse a cabo bajo el mando de un psicólogo evolutivo, quien en conjunto con los fundadores, encontró una forma de sacar provecho de la televisión con fines de aprendizaje basado en la psicología.

Fue con este proyecto que nació Plaza Sésamo, un programa de transmisión televisiva que cumple 50 años con presencia en más de 100 países y cerca de 5 mil episodios en Estados Unidos, los cuales le han valido 193 premios Emy.

Su primera transmisión fue el 10 de noviembre de 1969, y desde entonces, múltiples generaciones han crecido bajo ese sistema de aprendizaje, que basado en fundamentos psicológicos, ha logrado un prominente interés en los niños.

Al respecto, Joe Blatt, profesor en la universidad de Harvard, señala que a pesar de que se creía un método perezoso el enseñar a través de la televisión, Plaza Sésamo resultó ser un programa brillante, que ha representado un nuevo concepto de enseñanza.

La estrategia de medios que respaldó el éxito de Plaza Sésamo

Así mismo, Joe Blatt señala que las estrategias de medios, que eran diseñadas con personajes dinámicos, fueron una herramienta de gran valor para que los niños desearan aprender por encima de realizar otras actividades poco constructivas.

Por su parte, el medio especializado BBC News, afirma que el hecho de emplear personajes como los Muppets de Jim Henson, tales como Lola, Abelardo y Elmo; representaron un hito para la TV de esa época.

Las temáticas que se abordaron a través de la psicología

Para diferentes ámbitos, la psicología resulta una herramienta invaluable, pues tal como lo refiere la Universidad Autónoma de México (UNAM), es un método que permite crear en los menores, aprendizajes de diferentes tipos.

En este contexto, Plaza Sésamo abordó toda una diversidad de temas, yendo de las letras a los números, pasando incluso por la muerte; una temática que fue puesta a prueba antes de publicarse, y que aprovechó la muerte real de Will Lee en 1983.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL